Zarautz

Rutas relacionadas

Zarautz es una población con gran tradición turística, una larguísima playa, mucha animación, una preciosa construcción medieval, la torre Luzea, y la iglesia de Santa María la Real. Sin duda, destaca sobre todo ello su paseo marítimo: entre el palacio de Narros y el restaurante de Karlos Argiñano, terrazas y esculturas vanguardistas jalonan un largo espacio para el disfrute. Al entrar en Zarautz por la calle Nafarroa accedemos a la ermita de San Pelaio y al casco histórico, jalonado por diversos edificios y monumentos de interés. Entre los lugares de mayor valor arquitectónico destacan la iglesia parroquial de Santa María la Real, los conventos de los padres franciscanos y las clarisas, el palacio de Narros, la torre Luzea, la casa torre de los Zarautz, la casa Dotorekua y la casa Portu (actual ayuntamiento). Zarautz cuenta también con un amplio abanico de servicios hosteleros donde poder degustar lo mejor de la gastronomía local. El pescado es la base de los platos típicos zarauztarras, aunque tampoco podemos olvidarnos de los productos que provienen de los caseríos del entorno. Todo ello, regado con un buen txakolí, vino blanco fresco y ligero con denominación de origen. La extensa playa de Zarautz, flanqueada por los acantilados de Santa Bárbara y Mollarri, se extiende a lo largo de 2.500 metros y está rodeada por un animado paseo marítimo repleto de terrazas y cafeterías. La inconfundible imagen de los toldos de colorines y su fina arena dorada la convierten en uno de los arenales más bonitos de la costa vasca. La playa se encuentra abierta al mar y sus espectaculares olas sirven de reclamo para miles de aficionados al surf. De hecho, Zarautz acoge cada mes de septiembre un destacado campeonato inscrito dentro del circuito mundial.