Punta del Raz

Rutas relacionadas

La punta del Raz es el extremo más occidental de toda Europa, donde entre olas y peñascos abruptos se impone un paraje espectacular. Frente a la isla de Sein, barrida por los vientos y las salpicaduras del mar de Iroise, la punta del Raz es una obra maestra de la naturaleza en Bretaña, la única catalogada como Grand Site de France. Este paraje salvaje y majestuoso atrae a muchísimos visitantes cada verano. Entre rocas abruptas y un mar esmeralda, cuando uno mira al Atlántico ve la isla de Sein y, en los días claros, hasta el faro de Ar Men. No hay una panorámica más emblemática. La punta del Raz, bonita, salvaje e impresionante se eleva a setenta metros de altura. La punta, esculpida por el mar y batida por los vientos, vale por sí sola un viaje a Bretaña. Ante ella se yergue el faro cuadrado del islote de la Vielle, inaugurado en 1887 y no automatizado hasta 1995. Hasta entonces los fareros se sucedían en condiciones climáticas a veces muy difíciles. Conocido como el fin del mundo, durante muchos años este lugar fue temido por los marineros, aunque ahora excursionistas, surferos y amantes de la contemplación aprovechan su encanto para realizar deportes o para meditar. Para los primeros, existe un sendero marcado y protegido que bordea los acantilados. Para los segundos, la bahía de los Muertos y el surf. Curiosos y temerarios pueden acercarse hasta la vertiente norte en el Enfer de Plogoff donde, según la leyenda, la princesa Dahut se libraba de sus amantes lanzándolos a un peñasco angosto batido por las olas.