Yacimiento de Carnac

Rutas relacionadas

Nos dirigimos a Carnac para visitar uno de los más importantes yacimientos megalíticos del mundo, de más de 6.000 años, cuyo misterio, tan antiguo como la humanidad, se resiste a revelarse. Pero es difícil superar la atracción que ejercen los casi 3.000 restos prehistóricos, datados entre 5.000 y 2.000 años antes de Cristo, que se yerguen sobre las landas y trazan líneas de prácticamente un kilómetro. Es una de las concentraciones de piedras erguidas más extraordinarias del mundo. El conjunto de menhires, dólmenes y galerías de Carnac ocupa más de cuatro kilómetros. Estas formaciones se levantaron en el Neolítico entre el quinto y el segundo milenio antes de Cristo. Las alineaciones más importantes son las Menec, Kerlescan y Kermario. Junto a ellas se hallan el túmulo de Saint-Michel y el gigante de Manio (un menhir de 6,5 metros de altura). Existen varias teorías para explicar estos monumentos (algunas de ellas increíbles). Prácticamente todas evocan su función astronómica. Las comunidades sedentarias que las erigieron vivían en grandes casas de madera y arcilla y se dedicaban a la ganadería y la agricultura.