Vannes

Rutas relacionadas

Vannes, la capital de Morbihan, es una ciudad medieval llena de arte e historia. La ciudad romana de Darioritum se convirtió en Vannes (en bretón, Gwened: la blanca) con la llegada de los celtas. Con el golfo de Morbihan como telón de fondo y protegida por sus murallas, la ciudad vivió largos períodos de prosperidad gracias al comercio portuario, al poder religioso y al poder político. Todo ello queda plasmado en las casas medievales de entramado de madera y los palacetes que pueblan la ciudad. Este rico patrimonio conforma el marco de vida de unos habitantes satisfechos y un lugar magnífico para visitantes hambrientos de novedades.