Chenonceau

Rutas relacionadas

El castillo de Chenonceau, del siglo XVI, es la joya del valle y el castillo más lujoso de la ruta. No en vano su estampa robusta, clásica y elegante convierte esta fortaleza renacentista en una de las más bonitas del Valle del Loira. Actualmente es, después de Versalles, el castillo más visitado de Francia.

El castillo de Chenonceau, propiedad de la Corona y después residencia de la realeza, es un lugar excepcional por su concepción original, la riqueza de sus colecciones, de su mobiliario y de su decoración, pero también por su destino, puesto que fue querido, administrado y protegido por mujeres, todas fuera de lo común, y la mayoría de las cuales ha marcado la historia.

Conocido como el «Castillo de las Damas» en la historia de Francia, fue construido en 1513 por Katherine Briçonnet, embellecido sucesivamente por Diana de Poitiers y por Catalina de Médicis, y salvado del rigor de la revolución por Madame Dupin. Esta marca femenina parece haberlo preservado de los conflictos y de las guerras, convirtiéndolo desde siempre en un lugar de paz.

El castillo de Chenonceau posee una colección única de pinturas de grandes maestros: Murillo, Tintoreto, Nicolas Poussin, Correggio, Rubens, Primatice o Van Loo; así como una selección rarísima de tapicerías de Flandes del siglo XVI.