Castillo de Ussé

Rutas relacionadas

Junto al río Indre, y a catorce kilómetros de Azay-le-Rideau, el castillo de Ussé inspiró a Perrault en la historia de La bella durmiente del bosque.

Ubicado estratégicamente en el frondoso bosque de Chinon, numerosos torreones, adarves y matacanes coronan sus fachadas renacentistas. En el interior, colecciones de armas y objetos orientales, muebles del siglo XV, tapicerías flamencas y varias salas ambientadas con maniquíes muestran la vida en el castillo hasta el siglo XIX.

Si se viaja con niños, la última sorpresa del castillo la proporciona un camino de ronda que, al seguirlo, reproduce la historia de La Bella Durmiente a través de salas con maniquíes que representan a los personajes principales.