Las Calanques

Las Calanques son bellas formaciones graníticas que conducen desde Piana hasta dos kilómetros antes de la entrada a Porto y están consideradas como una de las costas más salvajes del Mediterráneo. Son unas rocas de granito rojo, enormes y con formas extrañas, un capricho de la naturaleza, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1983. Entre Piana y Porto, cuando las barniza el sol, el espectáculo está asegurado. El enclave forma parte del Parque Natural Regional de Córcega, una reserva natural que agrupa diferentes paisajes y que tiene una extensión de 3.300 kilómetros cuadrados. Se accede a ellas a través del antiguo Chemin des muletiers, o camino de mulas, abierto por Napoleón III.