Castillo Peyrepertuse

El lugar de Peyrepertuse fue ocupado por los romanos desde principios del siglo I a.C. La primera mención que se tiene de este castillo data de 1020, en una época en la que Peyrepertuse dependía de los condes catalanes de Besalú. Después tuvo como soberanos a los condes de Barcelona y más tarde, hacia mediados del siglo XII, a los reyes de Aragón. En 1258, después de que la fortaleza pasase a manos francesas tras el fracaso del asedio a Carcasona, Peyrepertuse se convirtió en fortaleza real en la frontera entre Francia y Aragón. Emplazado a 800 metros de altitud, tiene unas vistas soberbias sobre el entorno y la población de Duilhac. También puede verse el vecino Quéribus, a cinco kilómetros.