Honfleur

La costa normanda es un destino de una gran belleza, con localidades como Cabourg, que inspiró a Marcel Proust; Deauville, famosa por su glamour; Honfleur, con su bello puerto antiguo, Le Havre, la ciudad más importante de Normandía y, Étretat y sus impresionantes acantilados. El pequeño puerto de Honfleur, el Vieux Bassin, vio partir a las expediciones que descubrieron Canadá en los siglos XV y XVI. Más tarde, en el siglo XIX, sus casas de madera y sus calles adoquinadas atraparon la imaginación de decenas de artistas, entre ellos Monet, Pisarro, Cézanne o Baudelaire. Hoy Honfleur es un típico pueblo de veraneo, repleto de restaurantes caros, galerías de arte y tiendas de productos artesanales. El casco antiguo, alrededor del viejo puerto, es lo mejor de una visita que no te llevará más de una hora. Si te gusta la fotografía, la mejor imagen te la llevarás desde la Rue Montpensier, justo en el lado opuesto a la Lieutenance, la vivienda del lugarteniente del rey que preside la entrada al puerto.