Gouffre de Padirac

A catorce kilómetros de Rocamadour se encuentra la sima de Padirac, la más célebre de Europa y una de las mayores curiosidades geológicas de Francia, donde podrás vivir una increíble aventura subterránea. Después de una bajada vertiginosa en ascensor o escalera, a 103 metros de profundidad, empieza un paseo guiado en barca sobre el río subterráneo a lo largo de majestuosas galerías. Aparece entonces el Gran Colgante (La Grande Pendeloque), majestuosa estalactita gigante de sesenta metros de altura que, como suspendida por un hilo, parece admirarse en el lago de la Lluvia (Le Lac de la Pluie). Se camina entonces hasta el lago de los Gours o hasta la sala de la Gran Cúpula, cuya bóveda se eleva a 94 metros. Un espectáculo que te dejará sin respiración.