Valle de los monos

Si viajas con niños, o si eres un amante de la naturaleza, no debes dejar de visitar este parque natural dedicado a los primates. Ocupa dieciséis hectáreas de terreno y cuenta con unas treinta especies de primates y más de cuatrocientos especímenes que viven en total libertad en un entorno natural. Además de contemplar a los primates en su hábitat natural, el parque invita a los visitantes a descubrir la problemática del medioambiente y de los ecosistemas. Los más pequeños disponen de zonas de juego y entretenimiento especialmente diseñados para ellos. Podrás descubrir el mayor territorio de Europa donde viven chimpancés y el mayor grupo de gorilas de Francia. A lo largo del día asistirás a momentos sorprendentes, como el de la alimentación de los animales. Diferentes exposiciones te presentarán los entresijos del Valle de los Monos: la llegada de un nuevo animal, los cuidados, los nacimientos, las investigaciones. El parque está compuesto por una quincena de islas arboladas que permiten a los monos evolucionar en total libertad y en contacto directo con los visitantes. No existen jaulas ni barreras sino amplios espacios en los que contemplar a los monos como nunca antes lo habías hecho. Cuenta con senderos umbríos, ríos y cascadas que le confieren una gran belleza natural.