Volendam y Marken

Volendam es una ciudad de unos 22.000 habitantes famosa por sus trajes típicos y los barcos de pesca. La historia de la población está íntimamente ligada a su fervor religioso, concretamente al catolicismo. Este es uno de sus signos de identidad y el que tradicionalmente ha constituido la base de la rivalidad existente con la vecina Marken, de confesión protestante. En la antigüedad, el pueblo fue conocido como el lugar de Holanda con mayor número de misioneros y peregrinos por kilómetro cuadrado. Debido a su completo aislamiento y gracias a la tenaz vitalidad de sus pescadores, Volendam conservó durante seis siglos su carácter propio. Sus típicas casas, que junto con sus canales y pequeños puentes levadizos forman los lugares más pintorescos, ofrecen al visitante un ambiente idílico y romántico. Según la leyenda, el escudo de Volendam rinde homenaje a la belleza de las chicas del pueblo. Encontrarás muchas tiendas a lo largo de la calle Dijk y los alrededores del puerto. Si deseas fotografiarte vistiendo trajes de época, en la zona del puerto encontrarás muchos estudios donde estarán encantados de hacerlo. A dieciocho kilómetros de Volendam encontramos Marken, un pueblo de pescadores situado en un islote del lago IJsselmeer, a dos kilómetros y medio de la costa. Desde 1957 se halla unido a tierra por un dique sobre el que discurre una carretera, por lo que actualmente se le considera una península. Su historia se remonta al siglo XIII, cuando unos monjes de Frisia se asentaron en la isla. Sus principales medios de subsistencia eran la pesca, la agricultura y la ganadería. Con el fin de protegerse del agua se construyeron diques alrededor de la isla y de las casas que se habían construido sobre los puntos más elevados.