Utrecht

Situada a cuarenta kilómetros al sureste de Ámsterdam, entre dos brazos del Oude Rijn (Viejo Rin), esta ciudad de casi 300.000 habitantes, con un gran pasado histórico, es la capital religiosa de los católicos holandeses y sede universitaria. El bonito centro de la ciudad se caracteriza por sus canales de dos niveles: uno que hace las veces de calle y al que dan las puertas de las casas, y otro, más bajo y casi tocando el agua, que daba acceso a antiguos sótanos y bodegas, hoy transformados en bares con terraza. Entre los edificios más interesantes se encuentra la Domtoren que con sus 112 metros de altura y 465 escalones es la torre más alta y antigua del país. La torre constituye un mirador estupendo desde el cual contemplar la ciudad y, si hace buen tiempo, los alrededores y hasta Ámsterdam. Junto a la torre se encuentra la catedral de San Martín, un bello ejemplo de gótico francés con frescos del siglo XV y un acogedor patio medieval. Utrecht cuenta con varios museos de interés que vale la pena visitar, como el Museo Speelklok, dedicado a la música, el Museo del Convento Catharijne, cercano a la catedral y que acoge el Museo Nacional de Arte Medieval o el Central Museum, dedicado al presente y pasado de la ciudad. Si viajas con niños, no tendrás más remedio que visitar el Dick Bruna Huis, dedicado por completo a la creadora de la conejita Miffy.