Castillo de Bunratty

El castillo de Bunratty fue erigido en 1460 y ha sido restaurado de tal manera que muestra, de manera divertida y educativa, la vida de aquella época. Este castillo tuvo un rol importante por su excelente ubicación en un cruce de rutas ya desde la era vikinga. Siempre tuvo fama de ser un lugar amigable para los viajeros que transitaban por la zona, donde el noble les ofrecía alojamiento, comida y bebida. A partir del siglo XVII fue famoso por sus banquetes, tradición que mantiene viva hoy en día, sirviendo comidas en el mismo lugar que antaño ocupaba la guardia que defendía el castillo, atendidos por el personal con las ropas características de la época. El castillo también tiene su propio Parque del Pueblo, que ofrece una visión más profunda de la historia de la vida irlandesa a través de las diferentes épocas. El parque folklórico se encuentra en el terreno del castillo y recrea una típica calle de una aldea del siglo XVIII, con ejemplos de casas rurales tradicionales de la región. En algunas de ellas nos muestran, por ejemplo, cómo hacían el pan y, si tenemos suerte, podremos disfrutarlo caliente.