Orgosolo

Orgosolo es una pequeña población de pastores y campesinos situada en una cuenca a los pies del monte Lisorgoni (978 metros), en el interior de Cerdeña, concretamente en una zona llamada por los romanos Barbagia, tierra de los bárbaros. Recientemente ha adquirido renombre por el original conjunto de murales pictóricos que animan sus calles y embellecen sus casas y edificios públicos. Aparecieron por primera vez en los años 1960 y los temas de este peculiar género artístico son satíricos, políticos o sociales. Los estilos varían mucho, pero se caracterizan por su brillante colorido. Incluso en pleno campo, cualquiera puede tropezarse con caras, formas, manos y penetrantes miradas pintadas en rocas o paredes. La mayoría de las imágenes describen la vida severa de los pastores, la lucha por conservar sus tierras y las tradiciones sardas, e incluso las injusticias cometidas en otros lugares del mundo. Actualmente Orgosolo dispone, para disfrute de sus propios ciudadanos y de los visitantes, un patrimonio de más de 150 obras, casi todas de inmediata lectura y comprensión, que impactan por la vivacidad de los colores y, en algunos casos, por su calidad estilística, maravillosamente adaptada a la arquitectura de las viejas construcciones.