Golfo de Asinara

El golfo de Asinara, una cenefa de roca y arena bordada de ensenadas agrestes y perfume de maquia —un matorral silvestre mediterráneo—, se extiende desde la exclusiva Porto Torres hasta Castelsardo, en plena Costa Esmeralda. El punto inicial de esta ensenada se halla en la isla de Asinara, al norte, y el cabo Falcone, al oeste. La isla de Asinara, reconvertida en Parque Nacional, es la segunda isla de Cerdeña tras Sant’Antioco. La isla es una prolongación del cabo Falcone y en ella se pueden observar multitud de especies tanto animales como vegetales. Dentro de los grandes mamíferos destaca el asno albino. Aunque estuvo habitada desde la Edad Media, fue evacuada en 1885 para convertirse en penal.