Sirmione

La localidad de Sirmione es un buen punto de partida si deseamos realizar un recorrido en coche bordeando el lago. Sirmione es un pequeño pueblo medieval de estrechas y empinadas calles, ubicado al sur del lago en una larga y estrecha península que se adentra, como una aguja, en sus aguas. En el centro histórico y peatonal de esta población destaca la Rocca Scaligera, un castillo del siglo XIII que resguarda las callejuelas del pueblo. Sus muros son testimonio de la lucha entre dos poderosas familias de la época, los Scaligeri de Verona y los Visconti de Milán. También se pueden contemplar las ruinas de la villa romana en la que vivió el poeta Cátulo, conocida por su lamentable estado de conservación como la gruta de Cátulo.