Lucca

Rutas relacionadas

La ciudad de Lucca está rodeada por más de cuatro kilómetros de una muralla que, paradójicamente, nunca ha soportado una guerra. Fundada por los etruscos, conserva la estructura de la época romana. Tuvo una gran importancia en la Edad Media gracias al mercado de la seda. En el siglo XIV, en plena expansión del ducado de Florencia, Lucca consiguió mantenerse independiente. Fue ciudad-estado durante muchos años con una constitución propia, hasta que en 1805 Napoleón se apoderó de ella y puso a su hermana Elisa al frente. Tras la derrota de las fuerzas napoleónicas, pasó a formar parte en 1847 del Gran Ducado de Toscana, para integrarse posteriormente en el Reino de Italia. Destaca el núcleo medieval con numerosos palacios y agradables plazas. Lucca es famosa por su muralla, construida en 1504 y 1645, y actualmente transformada en un agradable paseo alrededor de la ciudad. A esta bella población se la conoce con el apodo de ciudad de las cien iglesias debido a los numerosos edificios de culto que se encuentran en el interior de la muralla. Entre estos resaltan el Duomo de San Martino, San Michele in Foro y San Frediano.