Fiordos

Rutas relacionadas

Los valles y las enormes gargantas, glaciares y pueblos pesqueros del oeste noruego muestran el paisaje tal y como la naturaleza lo diseñó; un paisaje ha cambiado poco desde que los barcos vikingos pusieran rumbo a costas distantes. Las cascadas se suceden por las sombrías laderas de las montañas, rugiendo mientras te acercas. ¿Sabías que muchas de las cascadas más altas del mundo están en Noruega? Profundos fiordos se abren paso entre paredes abismales por las que se descuelgan grandes cataratas. Como sinuosos dedos del mar que se cuelan tierra adentro, los fiordos representan el aliciente más tentador para los que se dejan seducir por la tierra de los vikingos. Verás granjas y aldeas, construidas hace mucho tiempo, allí donde la tierra era más fértil. Es difícil describir con palabras la enorme belleza de este paisaje al que ni siquiera las mejores fotos le hacen justicia.