Parque Nacional Glaciar de Jostedal

Rutas relacionadas

El Jostedalsbreen, con sus cien kilómetros de largo y quince de ancho, es el casquete de hielo más extenso de la Europa continental y ofrece algunos de los mejores paisajes de nuestra visita a Noruega: una inmensa ola azul, congelada en el momento preciso en el que iba a romper. Para verlo tendrás que recorrer a pie el camino del Káiser, una ruta de apenas cuatro kilómetros y medio de subida prohibida a los vehículos a motor y abierta en 1886 para el káiser Guillermo. Si lo prefieres, puede alquilar un trollbil (vehículo eléctrico) o también tomar una simpática calesa de ponis. Otra opción es apuntarse a alguna de las caminatas sobre el hielo del glaciar que organizan varias empresas del lugar. Ten en cuenta que es muy peligroso moverse cerca del glaciar y, por lo tanto, es importante respetar los carteles de prohibido pasar o similares. Hay mucho movimiento en el glaciar y el peligro de aludes es alto.