Cabo da Roca

Rutas relacionadas

El cabo da Roca es el punto más occidental del continente y un espacio de una belleza deslumbrante con sus acantilados imponentes y un faro con buenas vistas sobre el océano. El faro, a 144 metros de altura, ilumina la costa portuguesa desde 1772. Desde el pueblo de Almoçageme, en la carretera que enlaza el Cabo da Roca y Colares, se accede a la playa de Adraga. Poco concurrida, está incrustada entre rocas esculpidas por el mar, en un ambiente natural salvaje. Con diferencia, esta es la mejor playa de la región. En ella reposan gaviotas y cormoranes que le confieren singularidad y un ambiente místico. Si tienes tiempo, no te conformes con las vistas desde el mirador del Cabo da Roca y desciende hasta la piedra de Azóia y la ensenada de Assentiz para apreciar, al nivel del mar, los majestuosos cantiles. Y si puedes, quédate en el cabo hasta el anochecer para apreciar toda la magia de este lugar.