Guimarães

Rutas relacionadas

Cuna de la nación portuguesa, Afonso Henriques eligió esta ciudad para autoproclamarse rey de Portugal en el año 1139. Las estrechas calles de su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad, invitan a un paseo hasta el Largo da Oliveira, donde se concentran, formando un bello conjunto, el monasterio y la iglesia de Nossa Senhora da Oliveira, fundados por Afonso Henriques, y la iglesia gótica Padrão do Salado. En la cercana Rua Conde Dom Henriques se disputan el protagonismo una impresionante fortaleza con ocho torres almenadas que rodean a la del homenaje y el Paço dos Duques de Braganza, del siglo XV, que alberga alfombras persas, tapices flamencos y pinturas.