Sucumbe ante los encantos de la campiña francesa en los valles de Aveyron y Lot, destino que cautiva por la magia de sus pueblos medievales clasificados entre los más bonitos de Francia, el famoso viaducto de Millau, las gargantas del Tarn y por la calidad de sus productos de prestigio internacional: los guantes de piel de Millau, el queso roquefort y el vino de Cahors. Sumamos un paisaje por carreteras secundarias que mantienen intacta la belleza de antaño. Es difícil no caer rendido ante el encanto de esta ruta.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares a visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1 Rodez, ciudad doblemente milenaria#Rodez, la capital del Aveyron, es el punto de partida de esta ruta para descubrir el saber hacer de Aveyron y Lot, de la mano de sus más prestigiosos artesanos. Pasear por sus plazas y recorrer las calles peatonales del centro histórico de esta ciudad doblemente milenaria, en la que conviven viviendas medievales con casas de estilo renacentista, es todo un placer. Su principal atractivo es la catedral Notre-Dame, obra maestra de estilo gótico, construida entre los siglos XIII y XVI, con un aspecto de sólida fortaleza que domina la ciudad y sus alrededores desde lo alto de su campanario de 87 metros de altura que, según dicen es el más bello de Francia.
DIA#2 Millau: capital francesa del guante de cuero#En Millau, el saber hacer de sus artesanos ha dado lugar a los guantes de cuero más famosos del mundo, que han lucido personajes como Madonna, Beyoncé o Kilie Minogue, entre otros muchos. Aquí podrás visitar una de las fábricas más prestigiosas, para ver trabajar a sus artesanos y comprobar cómo el arte de confeccionar los guantes de piel se materializa en un saber hacer de prestigio. Veremos por qué es imposible evocar Millau sin mencionar su viaducto, integrado perfectamente en un grandioso paisaje natural. Tiene una longitud de 2.460 metros y se apoya en el valle del Tarn sobre siete pilares de hormigón, el segundo de los cuales mide 343 metros. Desde Millau podremos acercarnos también a las Gargantas del Tarn, un serpenteante cañón de elevadas y verticales paredes calizas que ofrece una sucesión ininterrumpida de panorámicas inolvidables y pintorescos pueblos que permanecen dormidos en plena Edad Media. Finalizadas estas visitas hay que acercarse a visitar Las Cuevas de Roquefort, para conocer el proceso artesanal de fabricación y descubrir la ciudad subterránea donde tiene lugar la maduración de uno de los quesos más prestigiosos del mundo, el queso Roquefort. Más tarde podrás sumergirte en plena Edad Media en el pueblo fortificado de La Couvertoirade, clasificado entre los « más bonitos de Francia», recorriendo su entramado de callejuelas, pasadizos cubiertos y casas del siglo XV.
DIA#3 Cahors y el valle de Lot #Ponemos rumbo hacia Cahors, que forma parte del majestuoso decorado del valle del Lot. En el camino surge una parada obligada en Saint-Cirq Lapopie, una villa medieval encaramada a una roca sobre el río Lot, declarada monumento histórico, que está considerada uno de los pueblos más bellos de Francia. Sus calles, donde se abren arcadas de tenderetes, conservan el recuerdo de las actividades artesanales que hicieron la riqueza de Saint-Cirq: peleteros, caldereros y sobre todo torneros en madera o "roubinetaïres", en cuyos talleres se fabricaban moldes para botones, escudillas, vasos y grifos de toneles. Desde aquí se entra de lleno en el valle del Lot siguiendo los sinuosos meandros de un valle cada vez más escarpado, hasta llegar a Cahors, ciudad de arte e historia con un casco antiguo intacto y deliciosamente vivo. Sus calles medievales, el puente Valentré, auténtico emblema de la ciudad, que franquea el río con sus tres torres fortificadas, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, al igual que la catedral de Saint-Étienne, ambos en el Camino de Santiago. Una curiosidad de la ciudad son sus 26 jardines secretos, que se pueden recorrer en un divertido paseo.
DIA#4 Ruta por los vinos de Cahors# Hoy tendrás ocasión de descubrir los secretos y las peculiaridades de los vinos de Cahors, un tinto con carácter, fuerte y cuya principal cepa, la Malbec, le da su color casi negro. Para ello te recomendaremos seguir tres visitas y experiencias bien distintas pero a la vez complementarias, que te ayudarán a conocer el proceso de elaboración, cómo debe degustarse y cómo puede maridarse. Una de las etapas incluirá una visita a un castillo excepcional, no solo por su ubicación escondida en el viñedo, sino también por su amplia oferta enoturística, que permite sumergirse de lleno en el mundo de los vinos. La última etapa nos adentrará en la belleza de una cartuja escondida entre viñedos, el Château Gautoul, uno de los hitos más importantes de este viaje, donde se elabora un vino excepcional. De regreso a Cahors se impone un paisaje de viñedos, restaurantes y carteles que anuncian innumerables bodegas y sus posibles visitas. En la Guía de la ruta te incluiremos nuestra recomendación.
DIA#5 Tierra de excelentes productos regionales y de gastronomía# Antes de finalizar el viaje, si coincide en miércoles o sábado por la mañana, tienes una cita a la que no puedes faltar: el mercado de Cahors, situado a las puertas de la catedral de Saint-Étienne. Tierra de excelentes productos regionales, la gastronomía es uno de sus grandes atractivos, gracias a productos como la trufa o el foie gras, los quesos de Rocamadour, el cordero de Quercy, las nueces del Périgord, el melón de Quercy y los excelentes vinos de Cahors.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas seleccionar el que más se adapta a tu presupuesto.