Elegante, ordenada, apacible… y terriblemente divertida. Es cierto que Suiza es el país de las pasiones sosegadas y el lago Lemán su máximo exponente, pero viajando con niños la ruta cobra una nueva dimensión. A las ciudades cosmopolitas, los bucólicos pueblos rodeados de viñedos, los románticos castillos a ras de agua, las altas cimas nevadas y los agradables paseos en barco a vapor, hay que añadir trepidantes trenes, deliciosos museos de chocolate, la divertida figura del entrañable Charlot e incluso un paraíso de marmotas.

 

Como viajeros expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares a visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1y2 Lausana, capital olímpica#En Lausana, la capital del olimpismo, podréis visitar el Museo Olímpico y ver cómo los grandes deportistas de todos los tiempos han conseguido superar sus límites,en el caso de los paralímpicos de forma realmente extraordinaria. Además, paseando por el centro histórico de la ciudad podréis admirar la maravillosa catedral gótica de Notre Dame, contemplar el castillo de Santa María con sus llamativos tejadillos rojos, descubrir la historia local de la ciudad con ayuda de las figuritas autómatas del reloj de la Place de la Palud o descansar bajo los gigantescos árboles del parque de Mon Repos, con numerosas zonas de juegos para los más peques. Y como guinda, un paseo en uno de los elegantes barcos de estilo Belle Epoque que recorren el lago para tener una de las perspectivas más bellas del paisaje que rodea al Lemán.
DIA#3 La Riviera Suiza#El tercer día está dedicado a la exquisita terraza de viñedos de Lavaux, que se extiende entre Lausana y Montreux, y que está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Os esperan campos de vid plantados en terraza, y en ocasiones protegidos por antiguos muros de piedra, que descienden hasta el lago formando hermosos tapices de un verde fresco y profundo. Si os apetece, podréis aparcar el coche un rato y subiros a uno de los muchos trenecitos que recorren los principales pueblos de la zona y sus más reputadas bodegas. A los niños les encantará porque son abiertos y podrán disfrutar del paisaje desde lo alto. Y pensadas especialmente para ellos son las visitas al Museo Nest, donde podrán saborear el delicioso chocolate de Nestle y hacer talleres relacionados con el mundo de la alimentación; al Chaplin’s World, en el que podrán conocer a uno de los más grandes representantes del cine cómico europeo de todos los tiempos; o al Museo Suizo de los Juegos, en el que aprenderán los entresijos de infinidad de juegos tradicionales de todo el mundo.
DIA#4 Montreux, marmotas y castillos#Cuando les contéis a los niños que en Montreux van a poder visitar las mazmorras de un sobrecogedor castillo al que se puede llegar remando por el lago, seguro que se emocionan. Y es que la estrella de la ciudad, además del prestigioso festival de jazz que se celebra cada verano, es el romántico castillo de Chillon. Está situado en la orilla del lago y se puede llegar tanto a pie como en barco. Si sois melómanos no os podéis perder la visita a los estudios Mountain, en los que podréis ver y experimentar cómo funciona el estudio de grabación en el que el grupo Queen grabó varios de sus discos. Y antes de dejar la ciudad, tomad el tren cremallera que sube hasta la cima de Rochers-de-Naye. Desde los nada desdeñables 2.042 metros de altitud disfrutaréis de impresionantes vistas sobre el lago y los Alpes y, por si fuera poco, los niños se lo pasarán en grande en el Paraíso de la Marmotas, en el que podrán observar de cerca a estos simpáticos mamíferos.
DIA#5 Aventuras suizas#La ruta en coche por Suiza se aleja este día de las orillas del Lemán para lanzarse a la aventura. ¿A qué niño no le parecería atractivo adentrarse en las profundidades de la tierra a bordo de un tren minero para a continuación subir a una de las cimas alpinas y cruzarla por un vertiginoso puente colgante? En las minas de Bex y en la estación de Glacier 3000 os espera un día trepidante y lleno de emociones fuertes. Y para acabar la jornada, una visita cultural a Aigle para conocer su castillo y sus museos de historia.
DIA#6 ¿Tiene o no tiene agujeros?#Eso es lo primero que podréis aprender cuando lleguéis a la encantadora localidad de Gruyères y visitéis la Maison du Gruyère. A los niños les gustará ver el proceso de elaboración y saborearlo, al igual que les encantará sumergirse en el mundo de otro de los símbolos suizos: el chocolate. Así que tampoco os podéis perder la visita a la Maison de Cailler, en Broc. Entre las dos golosas visitas os recomendamos entrar en el castillo de Gruyères, en el que los más pequeños podrán seguir las misteriosas huellas de la Bella Lucía para encontrar un tesoro y los mayores disfrutaréis de unas hermosas vistas sobre el Moléson y las praderas pre alpinas. ¡Ah! Y si entre vosotros hay algún fan de las películas de ciencia ficción no os podréis perder el museo dedicado a H.R.Giger, el creador del monstruo de Alien, por el que ganó un Óscar en 1980. Está justo al lado del castillo.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.