Historia y leyenda se mezclan en esta isla cargada de cálida hospitalidad, deliciosa gastronomía y playas de ensueño. Creta fue la cuna del dios Zeus y origen de la refinada civilización minoica, la más antigua que se conoce en Europa. De una belleza natural intacta, esta isla fascina con sus playas de arena blanca, el azul de sus aguas, sus pintorescos puertos de sabor veneciano, sus profundas gargantas - ideales para el senderismo-, sus monasterios bizantinos, y un interior montañoso de pueblos tradicionales.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIAS#1y2 HERAKLIO, LA CAPITAL DE CRETA#La mejor manera de conocer los tesoros que esconde Creta es empezar por su capital, la cosmopolita Heraklio (Iraklion), una vieja metrópoli donde el misterio de su mezcla se resuelve entre centenarias iglesias bizantinas y modernos edificios asomados al mar. Son lugares imprescindibles el Museo Arqueológico, el puerto veneciano con sus imponentes astilleros del siglo XVI y los vestigios de la muralla que resistió el asedio otomano, desde donde se puede observar el entramado urbano y su acceso al mar. Paseando entre las callejuelas de Heraklio uno intuye los pasos de El Greco, y se estremece imaginando el asedio de veintiún años que los otomanos infligieron a los venecianos. Una de las mejores recompensas de Heralion es su cercanía al famoso Palacio Knosos, obra máxima de la cultura minoica. El complejo del palacio, de unos 20.000 m2 es un laberinto de más de 1.000 habitaciones, donde se puede ver el salón del trono, la sala de los delfines y los famosos frescos que decoran sus paredes. Para culminar el paseo, nada mejor que degustar las especialidades cretenses en alguna de las auténticas tabernas griegas que os recomendaremos en el centro de Heraklion. Noches en Heraklio.
DIA#3 LA ISLA SPINALONGA Y EL GOLFO DE MIRABELLO#Día para conocer el este de la isla y llegar al golfo de Mirabello. Desde Heraklion, la carretera va paralela a la costa por un paisaje espectacular. Durante este día habrá ocasión de descubrir pequeños pueblos de pescadores y hermosas calas de aguas cristalinas donde darse un chapuzón, llegar a la pequeña y costera Agios Nikolaus, la antigua capital, con su lago salado en medio de la ciudad; y acceder en barco a la mágica isla de Spinalonga, pequeña isla fortificada que fue habitada desde la época minoica y posteriormente abandonada por las invasiones árabes. La belleza de sus aguas roza lo imposible y desde lo más alto de la fortaleza se obtienen unas vistas mágicas de la Bahía de Elounda. Sin olvidar degustar las delicias de la cocina griega y cretense en una auténtica taberna griega frente al mar. Noche en Heraklio.
DIA#4 HACIA EL OESTE, EL LATIDO CULTURAL DE RETHIMNO#Nuestra ruta por Creta sigue la carretera en dirección oeste hasta llegar a la ciudad de Rethimno, la tercera ciudad más grande de la isla, que situada en el mismo centro de la isla, presume de su arquitectura medieval y sus vestigios venecianos y turcos. Rethimno ocupa una amplia bahía coronada por una bonita playa y vigilada por la fortaleza veneciana. Hay que pasear por su bonito puerto de origen veneciano, su agradable casco antiguo repleto de restaurantes, callejuelas y tiendecitas de artesanía local. Una buena ocasión para acercarse a una auténtica pastelería tradicional que te recomendaremos, donde se elaboran los pasteles más típicos de Creta de forma totalmente artesanal. ¡Una delicia!. Antes de llegar a Rethimno, resulta ineludible detenerse en el Monasterio de Arkadi, uno de los monasterios ortodoxos más emblemáticos de toda la isla, símbolo de la resistencia cretense durante la ocupación otomana, situado en las inmediaciones del monte Psiloritis, la cumbre más alta de Creta, con 2.500 m. Un lugar hoy solitario pero que fue un gran centro cultural durante el Renacimiento cretense. Al final del día se llega a Chania, la ciudad más elegante de Creta y una de las ciudades más bonitas de toda Grecia. Situada entre las imponentes cumbres de la cordillera, Lefka Ori (montañas blancas), se ha convertido en la segunda ciudad en importancia tras Heraklio por méritos propios. Su puerto veneciano, con sus casas coloreadas y flanqueado por restaurantes, por el que es una delicia pasear, es uno de los más bonitos del Egeo. Una dolce far niente invita a sentarse en las terrazas del puerto con un café, un vino blanco o una retzina. Con la luz del atardecer su panorámica es única. Noche en Chania.
DIA#5 CHANIA, LA JOYA DE CRETA Y LA MÁGICA BAHÍA DE BALOS#Día para conocer la bonita ciudad de Chania, la joya de Creta, situada sobre el antiguo asentamiento minoico de Kydonia. Antigua capital de la isla entre 1898 y 1971, tiene un centro histórico cargado de vestigios venecianos y otomanos. Ciudad más veneciana que griega, es una delicia de ciudad con sus conventos católicos, iglesias ortodoxas, mezquitas y un puerto restaurado con casas coloreadas. Un agradable paseo a pie permite recorrer las callejuelas de su casco antiguo, visitar su puerto veneciano con su línea de arsenales, la mezquita rosa Gialí Tzamisí, la fortaleza Firka y el faro, y acercarnos al mercado, templo de la gastronomía cretense. Chania ejerce de base para conocer el noroeste de la isla. Antes o después, podremos acercarnos a la punta noroccidental de Creta, para descubrir playas paradisiacas, como la bahía de Balos, en la península de Gramvoussa, que ofrece un gran contraste de arenas blancas y aguas azul turquesa y añil, frente a las que se alza una isla rocosa con un castillo veneciano. Muy cerca se encuentra también la preciosa playa de Falassarna, una de las mejores playas de Creta, de fácil acceso, con largas playas de arena fina y un mar de color azul turquesa espectacular. Un final inmejorable al viaje de hoy. Noche en Chania.
DIA#6 EL SUR EN ESTADO PURO, LA CRETA PROFUNDA#Hoy desde Chania ponemos rumbo sur en busca de una de las regiones más auténticas y profundas de Creta. La región de Sfakiá es uno de los rincones más emblemáticos de la isla, aquí la montaña y el mar se abrazan tan fuertemente que crean innumerables gargantas. La belleza de sus costas, las altas montañas, paisajes agrestes y espacios solitarios..., representan el espíritu cretense indómito y un poco salvaje de la isla. Aquí se encuentra el mayor tesoro natural de Creta, la impactante garganta de Samaria, Reserva Mundial de la Biosfera, un angosto y escarpado cañón, que recorre una bajada de 16 kilómetros –bien acondicionada para el senderismo, aunque pedregosa–, que cruza bosques de pinos y desfiladeros impresionantes hasta llegar al mar. Es una de las rutas senderistas más atractivas de la Europa mediterránea, perfecta para los más aventureros. Pero en el sur de Creta también podremos disfrutar de tranquilos placeres, y optar por un recorrido en barco para admirar la costa sur hasta llegar al pequeño y pintoresco pueblo de Loutro, a los pies de las montañas de Sfakia. Sus resplandecientes casitas blancas amontonadas sobre el acantilado y asomadas al mar parecen sacadas de un cuadro. El pueblo está rodeado de montañas donde salir a caminar, cafés y tabernas y también de playas de aguas turquesas donde darse un placentero baño. El recorrido transcurre por una carretera con curvas sin fin y pueblos escondidos en las montañas, que nos depara unas panorámicas mágicas. Noche en Chania.
DIA#7 LA PARADISIACA PLAYA DE ELAFONISI#Nos vamos a la punta occidental de la isla, para descubrir la playa de Elafonisi, elegida como la quinta más bonita de Europa, con sus largas y cautivadoras playas de arena fina y cristalinas aguas. Una oportunidad inmejorable para relajarse y disfrutar de la playa y del mar, y de una postal idílica. El semicírculo de arena rosácea de la playa de Elafonissi, es un mirador único para contemplar el atardecer sobre esta tierra indomable entre Oriente y Occidente. La isla frente a la playa, a la que se puede llegar caminando dada la poca profundidad de las aguas, es un espacio natural protegido de arenas blancas y rosadas por el polvo del coral. En la isla se puede dar un paseo entre las dunas hasta el faro de Santa Irene, o seguir el sendero de largo recorrido E4, paralelo a la costa, hasta llegar a la playa de Kedródasos, oculta entre sabinas y grandes rocas. Para disfrutar de su auténtica belleza natural nada mejor que acercarse fuera de la época alta de verano. En el camino desde Chania, como todos los recorridos que salen y regresan desde el norte, se atraviesan las Montañas Blancas y la garganta de Topolia, con unas vistas que cortan la respiración. Noche en Chania.
DIA#8 CHANIÁ - HERAKLIO#El vuelo de regreso a nuestra ciudad de origen puede realizarse desde Chania o desde Heralkion. Los que opten por regresar desde Heraklion, en el recorrido hacia la ciudad, podrán hacer una parada en Margerites, famoso por su alfarería desde tiempos remotos. Hoy en día Margarites en un pueblo encantador, donde podemos ver restos de antiguos talleres y por supuesto modernos, ya que sus habitantes siguen dedicándose a este oficio. Podremos pasear por sus bonitas calles, llenas de pequeñas iglesias, visitar algún taller de cerámica y degustar una buena comida para descansar el cuerpo y el espíritu. Antes de llegar a Heraklion, se antoja una parada para dar un agradable paseo en Fodele, un tranquilo pueblecito, lugar de nacimiento del gran artista El Greco. Noche en Heraklio.