Pueblos deliciosos y legendarios castillos medievales, ríos generosos que serpentean valles verdes bien perfilados, espectaculares grutas y pinturas rupestres que nos harán viajar en el tiempo por la Prehistoria, paseos en gabarra en plena naturaleza... y por si fuera poco, todo en un marco idílico tan bonito que hay que verlo para creerlo. Dordoña-Périgord es, además, un paraíso para los gourmets, con el foie y la trufa negra, como sus joyas gastronómicas.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1 Périgueux, Ciudad de Arte y de Historia#Con 53 edificios declarados Monumentos Históricos, Périgueux, la capital de Dordoña-Périgord, cuenta con un interesante pasado galo-romano y un excepcional legado medieval y renacentista. Nada menos que 2000 años de historia nos esperan. Algunos de sus símbolos son la antigua villa galo-romana de Vésunna, cuyos mosaicos están protegidos bajo un moderno edificio concebido por Jean Nouvel; y su catedral bizantina Saint-Front, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, que forma parte del Camino de Santiago. A sus pies se celebra cada sábado por la mañana un mercado de alimentación, al que acuden los productores locales a vender delicias de temporada como nueces, quesos Cabécou, foie gras, fresas y, por supuesto, la trufa negra del Périgord, la verdadera joya de la gastronomía local. Río arriba desde Périgueux se entra pronto en el valle del Auvézère. El paisaje cambia ligeramente: el mismo verdor intenso pero algo más de relieve. Y en una modesta pero estratégica elevación se halla la majestuosa silueta del castillo de Hautefort que domina todo su entorno, y que con sus impecables jardines versallescos está declarado Monumento Histórico. Noche en Périgueux.
DIA#2 ¿El pueblo más bonito de Dordoña-Périgord?#Nos trasladamos al norte de Périgueux. Atravesada por el río Isle, esta es una zona de densas áreas boscosas. Aquí el paisaje natural es ciertamente abrumador, pero los elementos históricos que te proponemos conocer no desentonan en absoluto: el impactante castillo de Jumilhac, monumento histórico, fascinante por su historia y su arquitectura, que nos recordará una fortaleza de cuento de hadas por su gran cantidad de torres, tejados cónicos y pequeñas ventanas; el pueblo medieval de Saint-Jean-de-Côle, clasificado como uno de los " Pueblos Más Bonitos de Francia"; el castillo de Bourdeilles, que domina el curso del Dronne desde lo alto de un espolón rocoso… Y, sobre todo, joyas como la pequeña y encantadora localidad de Brantôme, conocida como la Venecia verde del Périgord. Hay quien dice que este es el pueblo más bonito de la región (y esto es mucho decir).... Intenta visitarlo un viernes, día de mercado; y no dudes en navegar aquí por el Dronne a bordo de un barco eléctrico para descubrir el excepcional patrimonio histórico de Brantôme: el puente Coudé del siglo XVI, las casas de estilo medieval y renacentista, la abadía benedictina, el campanario del siglo XI, las viviendas trogloditas... ¡La experiencia es tan relajante como inolvidable!. Noche en Périgueux.
DIA#3 Bergerac, tierra de viñedos#¿Qué te parecería elaborar tu propio vino? Sí, sí: probar diferentes ensamblajes con ayuda de una probeta graduada, como un verdadero profesional, para obtener una botella de ¡Tu vino! Pues esta es una de las muchas posibilidades en la región vinícola de Bergerac.El paisaje habrá cambiado: de las colinas del valle del Dronne a los inacabables mantos de viñedos. De camino hacia el sur podrás visitar alguna de las famosas iglesias fortificadas del Pays Ribéracois o navegar en una gabarra desde el embarcadero del molino de Duellas, otra ineludible ocasión para recorrer un tramo de Dordoña-Périgord entre parajes fascinantes. Sin olvidar Bergerac, Ciudad de Arte y de Historia, que puede presumir de patrimonio arquitectónico, buenos vinos y también de personajes ilustres como Cyrano de Bergerac. La estampa de esta ciudad medieval sigue intacta, cuajada de calles estrechas y placitas con preciosas casas con entramado de madera. Sobre los vinos, otra sugerencia: al sur de Bergerac, en el castillo de Monbazillac, un fabuloso château renacentista del siglo XVI, situado en el corazón del prestigioso viñedo que lleva su nombre, podrás disfrutar de unas vistas inolvidables sobre el valle del Dordoña y, desde luego, probar alguno de su célebre vino blanco dulce con D.O Monbazillac. Noche en Bergerac.
DIA#4 Un viaje por la Edad Media#¿Puedes imaginar cómo es un pueblo-fortaleza? Se trata de las famosas bastidas que salpican el paisaje de Dordoña-Périgord, pequeñas localidades de origen medieval cuyo urbanismo fue pensado como método de defensa. Aquí hay muchos y se conservan casi inalterados, convertidos en algunos de los Pueblos Más Bonitos de Francia. Te encantarán, especialmente Monpazier, considerada como la bastida «modelo», con un trazado ortogonal perfecto. De hecho, toda esta cuarta jornada supone un evocador recorrido por la Edad Media: castillos, fortalezas, iglesias fortificadas y las bastidas. Te impactarán la enorme mole del castillo de Biron y la delicadeza de las filigranas en piedra del claustro gótico flamígero de Cadouin, declarado Patrimonio Mundial de la Unesco. Pero, sobre todo, aquí destaca la villa de Sarlat, con uno de los conjuntos medievales más bellos de Europa: en su pequeño casco antiguo se cuentan ¡65 edificios protegidos!. Sus fachadas antiguas y tejados de pizarra permanecen intactos, perfectamente conservados. Los miércoles y sábados, el centro de este pueblo medieval aloja un animado mercado. Noche en Sarlat.
DIA#5 Navegar entre castillos#El río que da nombre al departamento y lo atraviesa completamente ejerció, en el siglo XIII, de frontera entre Francia e Inglaterra, campo de batalla entre Ricardo Corazón de León y la monarquía francesa. Esto explica que a ambos lados del río, aprovechando las más estratégicas ubicaciones, se sucedan los castillos y, a sus pies, las pequeñas villas de origen medieval. Esta es la herencia que ha llegado hasta nuestros días y que hace de la quinta jornada una sucesión de visitas a algunos de los Pueblos Más Bonitos de Francia. La sensacional bastida de Domme; el pintoresco pueblo de La Roque-Gageac, el más fotografiado de toda la región, que parece acurrucarse bajo un escarpado acantilado, con sus tonos ocres; el pueblo medieval de Castelnaud-la-Chapelle, con su castillo que alberga un museo de la guerra en la Edad Media; la impresionante fortaleza medieval de Beynac-et-Cazenac, el más emblemático; o los románticos jardines de Marqueyssac, uno de los rincones más encantadores del valle, son algunos de los hitos que te proponemos. Para finalizar, nada mejor que navegar plácidamente por el Dordoña a bordo de una de las gabarras tradicionales o, si se prefiere, un descenso en canoa para los más deportistas. Noche en Sarlat.
DIA#6 El valle de la prehistoria#Se trata del valle del Vézère, considerado como la cuna de la presencia humana en Europa. Entre Montignac y Les Eyzies-de-Tayac, hay una sorprendente variedad de sitios prehistóricos y viviendas trogloditas medievales. Su joya más preciada es la célebre cueva de Lascaux, una de las cuevas rupestres más impresionantes y con mayor número de pinturas prehistóricas de Europa. A escasa distancia de la original (cerrada al público), en perfecta armonía con el paisaje, el Centro Internacional de Arte Parietal de Montignac-Lascaux incluye una réplica completa e inédita de la cueva y cuatro salas de exposición, que muestran la historia del descubrimiento de Lascaux. Durante el día de hoy también habrá ocasión de pasear por algunos de los Pueblos Más Bonitos de Francia, como Saint-Léon-sur-Vézère, con su iglesia románica del siglo XII y su increíble castillo de Clerans sobre el río; o Saint-Amand-de-Coly, con su imponente iglesia abacial fortificada del siglo XII. Noche en Sarlat.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.