Descubre alguno de los secretos mejor guardados de la cultura de Andalucía y de toda España, la cría y selección del toro bravo y del caballo, en su entorno natural, la dehesa. Revive el esplendor del Imperio Romano en las ruinas de Baelo Claudia o evoca la Habana de Cuba sin moverte de Cádiz. Descubre los bellos parajes del Parque Natural de Doñana en barco. Tapea por todo lo alto y degusta un vinito en Jerez, tierra de grandes bodegas. Y descansa en las playas de aguas cristalinas y de la más fina y dorada arena de la Península.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1 Caballos, jerez y flamenco # Los primeros días los dedicaremos a explorar Jerez de la Frontera, una de las ciudades del Triángulo del Vino, y que junto a Sanlúcar y Puerto de Santa María, son ciudades en las que se produce un vino de fama universal. La región goza de un microclima que lo distingue del resto de Andalucía. El calor del sol se matiza con las brisas del Atlántico produciendo blanduras, rocío que refresca la tierra y confiere un carácter especial a la uva. Aquí las bodegas asaltan el centro de la ciudad. Ahí están la Bodega de los Apóstoles de González Byass o la mezquita donde cría brandies Pedro Domecq, que invitan a una visita y a una cata en sus instalaciones y nos muestran los secretos de este vino aromático, dorado y singular. En Jerez de la Frontera convergen multitud de atractivos únicos que hunden sus raíces en ancestrales tradiciones. Conocida por sus vinos, sus caballos y su flamenco, su casco histórico está declarado conjunto histórico-artístico. Aparte de visitar alguna bodega y asistir a alguno de los formidables espectáculos de doma de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, se imponen la visita a la catedral barroca que guarda en su interior la Virgen con el Niño de Zurbarán o a la iglesia de Santiago, situada en uno de los barrios más flamencos y donde se cobija el Prendi, el Cristo de los Prendimientos. Noche en Jerez de la Frontera.
Día#2 Un pueblo blanco lleno de encanto#Una vez visitada alguna de las bodegas que os recomendaremos, presenciado el espectáculo ecuestre "Como Bailan Los Caballos Andaluces" en la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre para ver bailar a los caballos jerezanos, paseado por las callejuelas y fuentes de su bello casco histórico, y disfrutado de un espectáculo flamenco en una peña o tablao de la ciudad. Es hora de hacer una escapada a uno de los Pueblos Blancos más bellos de Andalucía: Arcos de la Frontera. Su bonita estampa, con un emplazamiento envidiable y su atractivo monumental, han hecho de él uno de los pueblos blancos de Cádiz más visitados. Desde “El Puente Azul” parece que sus casas encaladas se van a desplomar sobre el río Guadalete. Ya en el interior, sus calles trepan con trabajo hasta lo alto de la peña, donde se encuentra la iglesia gótico-mudéjar de Santa María de la Asunción y un mirador que deja sin aliento al que se asoma. Noche en Jerez de la Frontera.
DIA#3 Parque Nacional de Doñana#Asentado en la desembocadura del Guadalquivir, Sanlúcar de Barrameda, es testigo estratégico de todas las culturas que han pasado por el sur. Recorriendo sus calles y plazas se adivina el trazado de la muralla medieval que todavía aparece esplendorosa aquí y allá. Y del río, a las marismas del Parque Nacional de Doñana, un espacio natural, muestrario de ecosistemas y refugio excepcional de aves, que puede presumir de ser el humedal más importante de Europa y de haber sido declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO . Noche en Jerez de la Frontera.
DIA#4 El rico pescaito del sur#No hay mejor lugar en el mundo para disfrutar de la alegría del sur que la legendaria tacita de plata. Rodeada de mar y con tres mil años de historia, Cádiz es una ciudad marinera y llena de luz. Podrás pasearte por el casco antiguo, con sus calles estrechas y pequeñas plazas; mezclarte con los locales en La Viña, un antiguo barrio de pescadores donde podrás degustar el famoso pescaíto, y descubrir los principales barrios del cante flamenco. Al otro lado de la bahía aparece El Puerto de Santa María, una preciosa ciudad con extensas playas, famosas bodegas y estupendas terrazas donde comer buen marisco. Noche en Jerez de la Frontera.
DIA#5 Vive un día en la libertad del campo andaluz#La ruta en coche continúa para acercarse a una de las tradiciones más arraigadas del sur de la península: los toros. Hoy podrás visitar una ganadería y observar al toro bravo en su hábitat natural, yeguas con los potros, jinetes y caballos trabajando en doma vaquera y alta escuela española. En la libertad del campo andaluz podrás conocer más de cerca y, desde una vista cómoda y singular, un día en la vida de estos magníficos animales. Podrás asistir a un espectáculo ecuestre, dar un paseo a pie por un sendero autoguiado por la dehesa conociendo la fauna y la flora y algunos cercados de toros y bueyes, o si lo prefieres, hacer una ruta en todoterreno por este paraje natural donde conviven toros y caballos. Noche en Conil de la Frontera.
DIA#6y7 Un recorrido inolvidable por la costa gaditana#Vejer de la Frontera, uno de los pueblos más bonitos de Andalucía, es el mejor punto de partida para comenzar este itinerario por la costa gaditana. No es un pueblo de mar, sino una pueblecito blanco de interior, protegido por una muralla, con callejuelas blancas empinadas adornadas de iglesias mudéjares, casas con patios, palacios y plazas, que suben hasta su castillo, para desde allí contemplar algunas de las vistas más hermosas de la comarca. Muy cerca se despliegan algunas de las playas más hermosas del Atlántico gaditano. Entre Conil de la Frontera y Tarifa se extiende un litoral semisalvaje de extensas playas de arenas blancas, salpicada de pueblos marineros de singular belleza: El Cabo de Trafalgar, escenario de la mítica batalla acaecida en 1805; la preciosa playa de Bolonia y las ruinas de Baelo Claudia, una de las ciudades romanas mejor conservadas de la Península; espectaculares playas en Zahara de los Atunes; el Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate entre Los Caños y Barbate –donde es obligado probar el atún de almadraba-, y finalmente, Tarifa, la punta más al sur de Europa y la Península Ibérica, donde el viento siempre sopla al gusto de los surfistas. Y todo ello con la luz atlántica como compañera de viaje. Noche en Conill de la Frontera.
DIA#8 Andalucía a la inglesa#Como todo puerto franco, Gibraltar es una ciudad bulliciosa y animada. A sus habitantes se les conoce popularmente como llanitos y pueden presumir que por sus venas corre sangre maltesa, judía, española, británica, genovesa, india y marroquí. No te pierdas sus pintorescos rincones, como los jardines botánicos al lado del mar o el fondeadero de Nelson, y déjate sorprender por la única colonia de monos de Europa. {more} La Costa de la Luz conforma un enclave privilegiado, gracias a su inmejorable situación. Desde Sanlúcar hasta Tarifa, una sucesión de hermosas y vírgenes playas les esperan. En su interior podrás descubrir alguno de los secretos mejor guardados de la cultura de Andalucía y de toda España, la cría y selección del toro bravo y del caballo, en su entorno natural, la dehesa. Podrás revivir el esplendor del Imperio Romano en las ruinas de Baelo Claudia o evocar la Habana de Cuba... sin moverte de Cádiz. Además de recorrer el Parque Natural de Doñana en barco y poder tapear por todo lo alto y degustar un vinito en Jerez, la tierra de grandes bodegas.Nuestra ruta en coche por la Costa de la Luz comienza en la sierra de Cádiz con la visión más pintoresca y original de la provincia, los Pueblos Blancos, que conservan el más puro estilo de la arquitectura árabe y andaluza. Un bello ejemplo es Arcos de la Frontera, resplandeciente y blanquísima localidad encaramada sobre el río Guadalete, clasificada como Monumento Histórico-Artístico. Si paseando por su intrincado centro histórico, típicamente árabe, tienes oportunidad de asomarte al interior de alguna vivienda, descubrirás los fragantes patios centrales que, con sus flores y sus fuentes, invitan al relax y a la buena vida. En Jerez de la Frontera se unen el mundo del buen vino, del flamenco y del arte ecuestre. Si a ello le añades la alegría de sus habitantes y su rico patrimonio arquitectónico, entenderás por qué los califas sevillanos erigieron aquí su residencia ya en el siglo XII. Por la calidad y el prestigio de sus vinos milenarios, Jerez ha sido elegida este año Ciudad Europea del Vino. Los toros, uno de los símbolos indiscutibles de la cultura andaluza, pacen confortablemente en las dehesas. Su contemplación en pleno campo constituye un espectáculo de gran colorido y vigoroso tipismo andaluz. No son pocas las fincas que encontrarás en las que presenciar una corrida familiar. Desde Sanlúcar a Tarifa te esperan largas playas de fina arena y hermosas dunas rodeadas de pinares en las que relajarte al sol o practicar uno de los deportes que más visitantes atrae año tras año a esta costa: el windsurf. La playa más llamativa es la de Bolonia, casi virgen, con su duna gigante y las ruinas de la antigua ciudad romana Baelo Claudia, que vigila este lado de la costa gaditana y, a veces, la costa africana que se divisa justo enfrente. En Cádiz, la famosa tacita de plata, no abundan los grandes palacios y monumentos, pero la ciudad sí que cuenta con una extraordinaria tradición marítima, un centro histórico variopinto y una luz dorada incomparable. Partiendo de Cádiz alcanzarás los arenales de Chiclana, Zahara de los Atunes y Conil de la Frontera, todos ellos de gran belleza. Y como guinda de esta ruta en coche por la Costa de la Luz, la magnificencia de uno de los Parques Nacionales más prestigioso de España: Doñana.Después de haber viajado por estas tierras de larga tradición marinera, es inevitable acercarse a alguna de sus tabernas para degustar una buena comida gaditana a base de mariscos y pescados, acompañados de un vino fino y manzanilla. O si lo prefieres, decantarte por unas deliciosas tapas como la tortilla de camarones o los variados pescaítos fritos.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.