La pequeña comunidad de Cantabria atesora un paisaje natural tan exuberante como su patrimonio prehistórico y arquitectónico. Villas marineras y extensas playas transmiten la energía del Cantábrico, mientras que los valles y montañas del interior regalan tradición y naturaleza puras. Los amantes de la montaña descubrirán en los valles de los Picos de Europa la esencia cántabra.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1y2 La elegancia del norte#Nuestra ruta en coche por Cantabria comienza en Santander, una ciudad moderna pero de aire señorial, elegante y sosegada, y con una ubicación privilegiada. Te invitamos a subir a alguno de sus muchos miradores, embelesarte contemplando la hermosa bahía y, si el tiempo acompaña, darte un baño en las playas de El Sardinero. En nuestra Guía de la ruta encontrarás toda la información que necesitas para disfrutar de esta magnífica ciudad. Noche en Santander
DIA#3 Los tesoros del norte#Aunque la Cueva de Altamira, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está cerrada al público por razones de conservación, en este día tendrás la oportunidad de admirar la réplica perfecta que han realizado los más prestigiosos expertos en arte rupestre. Vecina de la cueva es Santillana del Mar, un auténtico museo al aire libre que sorprende por el trasiego de las gentes que inundan sus calles, sus balcones siempre floridos y el encanto de sus rincones. Y para acabar el día podrás relejarte con el rumor del mar en Comillas y disfrutar del ambiente de la plaza del Corro.Noche en Santander
DIA#4 De las verdes cimas al azul del mar#El viaje en coche por Cantabria nos lleva a San Vicente de la Barquera, en pleno Parque Natural de Oyambre. Podrás deleitarte con su reconocida gastronomía, con su profunda tradición popular y con un paisaje formado por caprichosas rías, impresionantes acantilados y paradisíacas playas. Y tras el mar, la montaña. En nuestra Guía de la ruta podrás descubrir los mejores rincones de los Picos de Europa. Te indicaremos como llegar a Potes, con un precioso casco antiguo, y a Fuente Dé, donde podrás aventurarte a coger el teleférico para disfrutar de la salvaje belleza de las cumbres en todo su esplendor. Noche en Santander
DIA#5 El corazón de Cantabria#Llega el momento de adentrarse en las entrañas de esta tierra para maravillarse con las formaciones geológicas de la cueva de El Soplao, uno de los grandes tesoros de la geología mundial. A continuación podrás descubrir el Valle de Cabuérniga, una bella comarca rural bañada por el curso del río Saja. De entre sus bonitos pueblos destacan dos por el especial encanto de su arquitectura rural montañesa: el caserío de Carmona, que parece haber sido engastado con mimo en medio de verdes paisajes donde pasta el ganado, y Bárcena Mayor, cuyo caserío es un fantástico ejemplo de la arquitectura de cantería.Noche en Santander
DIA#6 Tradición marinera#La costa oriental cántabra concentra algunas de las villas más hermosas de Cantabria. Laredo, declarado Conjunto Histórico Artístico, es un coqueto conjunto de calles estrechas, plazuelas, rincones, pasadizos y casas típicas de pescadores con uno de los puertos más hermosos de toda la región. Y como guinda Castro Urdiales, un antiguo pueblo de pescadores que cuenta con espléndidos edificios y bellos paseos en una armoniosa conjunción entre lo moderno y lo antiguo.{more}Viajar en coche por Cantabria permite descubrir todos los tesoros que alberga esta afamada tierra del norte de España. Aunque recibe su nombre por el bello mar que la baña, apacible unas veces y furioso otras, vale la pena acercarse a su interior para conocer las aldeas que con tanto cariño cobijan sus montañas. La ruta se inicia visitando Santillana del Mar, un impresionante museo al aire libre. Sus vías empedradas te conducirán a algunos de los más importantes tesoros de la arquitectura medieval española, como el conjunto de la colegiata de Santa Juliana o la ilustre torre de don Borja. No lejos de allí se encuentra uno de los mejores y más importantes exponentes del arte rupestre de todo el mundo, la famosa y celebrada Cueva de Altamira, también conocida como la Capilla Sixtina del arte cuaternario. En este entorno, entre el mar y la montaña, destacan las playas y localidades costeras de San Vicente de la Barquera y Comillas. En esta última podrás admirar la minuciosidad del Capricho de Gaudí, el imponente palacio de Sobrellano, recortado sobre un tapiz de verdísima hierba, y el edificio que acoge la prestigiosa Universidad Pontificia, señoreando el paisaje frente al mar. La costa luce de un modo especial en San Vicente de la Barquera, una de las principales villas marineras de Cantabria. Como especial es la estampa de la ría salpicada de botes y lanchas pesqueras de vivos colores. Abierta al mar y al arte, Santander, la capital de Cantabria, es una localidad que destaca por su tranquilidad y elegancia. Ciudad señorial por antonomasia, podrás pasear por sus apacibles calles y admirar sus nobles construcciones, símbolo del poderío económico de la capital cántabra. Sobre la playa del Sardinero podrás contemplar el magnífico palacio Real, de clara y refinada influencia inglesa. El paisaje que vamos atravesando está salpicado de playas increíbles: paradisíacas unas, otras insólitas… espacios ideales para el baño o la práctica de deportes náuticos. De Langre a Mataleñas, de Oyambre a La Magdalena o de Los Locos a Berria iremos descubriendo algunas de las más bellas. Viajar con niños por Cantabria es especialmente agradable si se vista el Parque de Cabárceno, pues por sus 750 hectáreas corren animales salvajes traídos de todos los rincones del planeta, casi en plena libertad. Otro magnífico paraje que no puedes dejar de visitar es el Parque Natural de Oyambre, formado por sinuosas dunas, tupidos bosques, frescas rías, vertiginosos acantilados y románticas playas de finísima arena. Abandona momentáneamente la costa para introducirte en el interior de Cantabria, deleitarte con la portentosa cueva de El Soplao, una joya de la geología, y maravillarte con la magnificencia de los Picos de Europa. Un maravilloso paisaje de montañas nos conducen por Potes y el monasterio de Santo Toribio de Liébana hasta el teleférico de Fuente, puerta abierta a la naturaleza desbordante de los Picos de Europa. La esencia de lo cántabro la resume el valle de Cabuérniga, incluido en la Reserva del Saja, una comarca bañada por el curso del río Saja, donde podrás conocer de primera mano las costumbres rurales de Cantabria. Hay varios pueblos del valle que conservan el encanto de la arquitectura rural montañesa, pero entre ellos sobresalen dos: Carmona y Bárcena Mayor. Y para poner la guinda a esta magnífica ruta en coche por Cantabria, regresa de nuevo a la costa para saborear la vida marinera y pesquera de Laredo y Castro Urdiales. Acércate a alguno de sus excelentes restaurantes y prepárate a degustar los platos tradicionales marineros de la cocina cántabra. A buen seguro, dejarás estas tierras con un buen sabor de boca.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.