Entre las muchas Denominaciones de Origen españolas que han conseguido despuntar en los últimos años por la extraordinaria calidad de sus caldos, Ribera del Duero ocupa, sin duda alguna, una posición destacada. Adentrarse en esta región castellana invita a nadar en su historia, deleitarse con su gastronomía y maravillarse con su arquitectura.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1y2 La majestuosidad del buen vino#Una excelente forma de adentrarse en la cultura del vino es visitando alguno de los cuatro museos que a tan prestigioso líquido le ha dedicado Peñafiel, un auténtico museo al aire libre que es la cuna de la Ribera del Duero. Y si te has quedado con ganas de saber más, te aconsejamos acercarte a la bella población de Valbuena de Duero y probar sus famosos tintos. Noche en Peñafiel
DIA#3 A la orilla del río#En este día podrás descubrir más poblaciones emblemáticas de la ruta en coche por la Ribera del Duero, así como degustar los afamados lechazos, asados en horno de leña y acompañados con los vinos de la Ribera. En nuestra Guía de la ruta te daremos indicaciones de qué monumentos vale la pena visitar y cuáles son las mejores bodegas. Roa de Duero, asentada en lo alto de un cerro y con magníficas vistas sobre el valle del río; Aranda de Duero, importante ciudad industrial con un encantador casco histórico; Peñaranda de Duero, con su hermoso castillo, o San Esteban de Gormaz, con soberbios ejemplos de arquitectura románica, te están esperando. Noche en Peñafiel
DIA#4 Tras los pasos de la historia#Como colofón al viaje en coche por la Ribera del Duero te proponemos visitar la ciudad de Valladolid. Podrás maravillarte con el esplendor del palacio de los Vivero, donde se llevó a cabo el enlace matrimonial entre Isabel de Castilla y Fernando de Aragón; con el palacio Real, la catedral o con las casas de dos grandes de las letras castellanas: Cervantes y Zorrilla. Actualmente, y gracias a sus vinos, Valladolid se está convirtiendo en uno de los principales destinos enoturísticos de España. {more}El vino, se ha convertido en el alma de la atractiva ruta que recorre esta comarca castellana, la Ribera del Duero. Siguiendo el río salen al paso campos forrados de cepas y pueblos que aúnan gastronomía y patrimonio. Aquí se elaboran los caldos de la denominación de origen Ribera del Duero, una de las más prestigiosas del país. No hay forma mejor para introducirse en la cultura vinícola de la región que visitar el Museo Provincial del Vino, ubicado en el orgulloso castillo que señorea sobre Peñafiel y que contrasta con la moderna Bodega Protos, emplazada a sus pies. La curiosa estructura de la plaza del Coso se conserva desde la Edad Media, cuando toda la localidad estaba protegida por una muralla. Destacan los balcones de las casas que rodean esta antigua arena taurina, cubiertos con celosías que dibujan caprichosos arabescos. Pesquera de Duero célebre por sus vinos, invita a visitar el museo etnográfico de Cotarro de San Pedro. A un paso, Curiel de Duero posee un castillo del siglo X que está considerado la fortificación más antigua erigida en la provincia de Valladolid. En Valbuena de Duero, localidad famosa por ser la sede de Vega Sicilia, nos acercaremos al monasterio cisterciense de Santa María. Enmarcada entre viñedos, Aranda de Duero, destaca por el asado, su emblema gastronómico. Aranda de Duero, se asienta sobre uno de los mayores conjuntos de bodegas subterráneas del mundo, excavado en el centro de la ciudad. Un recorrido guiado permite visitar buena parte. A pocos kilómetros hacia el norte vale la pena detenerse en Gumiel de Izán para ver la Bodega Portia, diseñada en 2010 por Norman Foster. Retomando la carretera podrás visitar en La Vid su monasterio barroco de Santa María de la Vid, apodado «El Escorial de la Ribera», y experimentar la paz de su cuidado claustro románico. La ruta en coche por Ribera de Duero se torna especialmente hermosa a medida que se aproxima a Peñaranda de Duero, donde te recibirá la bella estampa de la torre del homenaje. El trazado medieval de la villa se observa en las calles empedradas y estrechas custodiadas por casas nobles. Hay que acercarse a la botica de Los Ximeno y descubrir su Plaza Mayor. El viaje concluye en la soriana San Esteban de Gormaz, conocida por su tradición vinícola, de la que son fiel reflejo sus zarceras y bodegas subterráneas, características de toda la comarca. En el casco antiguo sobre un cerro despuntan los restos de un castillo ligado al Cid Campeador.La belleza de la ciudad y sus vestigios históricos le han valido la declaración de Conjunto Histórico-Artístico

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.