Monumentos únicos y magníficos. Calles que trasladan a otras épocas. Historia, arte y arquitectura se mezclan de manera singular formando lugares irrepetibles: Segovia, Ávila y Salamanca, las Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Descubre el placer de la historia en estos lugares de importancia universal. Un sabroso asado y un buen tinto esperan al final del camino. No te arrepentirás.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1y2 Por tierras de Castilla#Nuestra ruta en coche por Castilla y León comienza visitando la bella Alcalá de Henares, que fue la primera ciudad universitaria concebida como tal que existió en el mundo. Podrás viajar al siglo XVI mientras recorres su calle Mayor, los patios renacentistas de su centenaria Universidad o sus antiguos palacios y conventos. También con un impresionante patrimonio de su pasado romano y medieval, en Segovia te deleitarás con la transparencia de su luz y con la frondosidad del arbolado que la rodea. Y hablando de deleite, no deberías dejar escapar la ocasión de saborear el famoso cochinillo asado en horno de leña. Noche en Segovia
DIA#3 Secretos tras las murallas#La noble ciudad de Ávila es una de las localidades más antiguas de Castilla y León. En sus calles podrás sentirte como un caballero medieval, ya que se trata del mejor ejemplo de lo que era una ciudad fortificada de la Edad Media. Su muralla, la mejor conservada de Europa, guarda iglesias y conventos, concurridos mercadillos, palacios de los siglos XV y XVI, y la catedral gótica más antigua de España. Y por poco goloso que seas, seguro que te encantarán las yemas de Santa Teresa, elaboradas por las monjas del convento de Santa Teresa de Jesús. Noche en Salamanca
DIA#4 Picaresca castellana#Reflejada en el río Tormes, la ciudad de Salamanca está repleta de espacios silenciosos, rincones perdidos y calles añejas donde olvidarse de las preocupaciones: las Úrsulas, los numerosos claustros, el paseo Fluvial, el patio Chico... Para conocer la ciudad sólo tienes que sentarte en una terraza del barrio antiguo o en la plaza Mayor y observar a la gente que pasa. Con un poco de suerte, tal vez veas de soslayo a alguno de los famosos personajes que deambularon por estas calles, como la Celestina, el Lazarillo de Tormes o el licenciado Vidriera...Noche en Salamanca.{more}La riqueza histórica de Castilla transpira a través de los poros de sus ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Segovia, Ávila o Salamanca retrotraen al visitante a tiempos en los que los palacios, castillos y conventos de esta tierra fueron mudos testigos de las intrigas y alianzas que llevaron a Castilla a su máximo esplendor. Monumentales como pocas, las ciudades de esta ruta han sabido preservar a lo largo de muchos siglos los vestigios de las culturas que las encumbraron. Del periodo romano es el símbolo de Segovia, un imponente acueducto que se mezcla en la pupila con el entramado medieval de la ciudad, creando lo que Azorín tildó de caos magnífico. Pero la belleza intrínseca de Segovia va más allá de sus palacios y capillas y se extiende en el horizonte cuando, al viajar en coche por Castilla, es contemplada desde lo lejos, mostrando orgullosa el perfil del Alcázar y de su nueva catedral. De Ávila destaca la muralla, una de las mejores conservadas de Europa, que guarda celosa en su interior silenciosos conventos, animados mercados y nobles palacios. Deambulando por sus calles es fácil imaginarse el ir y venir de caballeros, nobles damas y entregados artesanos. La hija predilecta de la ciudad, Santa Teresa de Jesús, cuenta con un convento construido en su honor sobre la que fuera su casa natal. También es recurrente la figura de otro místico abulense universal: San Juan de la Cruz. Frente a la sobriedad y austeridad de las anteriores, Salamanca aporta el espíritu juvenil de sus estudiantes universitarios y la fantasía desbordante del estilo plateresco que adorna sus principales construcciones. Bañada por el río Tormes, esta bella urbe goza del privilegio de conservar desde un puente romano hasta un hermoso edificio modernista —la casa Lys— pasando por dos catedrales, una románica y otra que se adentra ya en el barroco, su inconfundible plaza Mayor y numerosos edificios renacentistas. Pero si por algo es famosa Salamanca es por su Universidad, la más antigua de España y una de las más añejas de Europa.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.