Pocas regiones de Francia aúnan tan perfectamente arte y naturaleza como hace Normandía. Sus playas, pequeños pueblos y soberbios acantilados sedujeron a creadores universales como Claude Monet o Marcel Proust. Estas tierras fueron también escenario del famoso desembarco aliado que desencadenó el fín de la Segunda Guerra Mundial. La abadía del Mont Saint-Michel, uno de los lugares más espectaculares de Francia, espera paciente al final de la ruta. La sidra, el calvados, el camembert y la tarte normanda le dan el toque de sabor a esta región de postal.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1 Rouen, la capital de Alta Normandía#Iniciamos nuestra ruta recomendada por Normandía en la histórica ciudad de Rouen, capital del ducado normando desde el año 911 y musa de grandes escritores y artista. Rouen es una ciudad preciosa, que no deja indiferente a nadie. Fue una de las grandes ciudades del país y hoy es una localidad llena de encanto, plagada de numerosos ejemplos de arquitectura medieval. Posee uno de los centros medievales más bonitos de Francia, con sus típicas casas con paredes de entramados de madera, sus callejuelas y su patrimonio histórico y arquitectónico. A pesar de los daños ocasionados por la II Guerra Mundial, Rouen conserva intactos sus barrios antiguos, marco que inspiró a Gustave Flaubert memorables escenas de Madame Bovary. El recuerdo de Juana de Arco, permanece vivo en la Place du Vieux Marché, donde fue quemada en la hoguera en 1431. Esta heroína y santa, cuya labor fue decisiva en la Guerra de los Cien Años contra los ingleses, es una de las grandes protagonistas de la ciudad. Un paseo desde la Rue du Gros Horloge conduce por su centro medieval a las puertas de la catedral de Notre-Dame donde se encuentra la tumba de Ricardo Corazón de León. Destaca su célebre fachada, pintada una treintena de veces por Monet bajo los efectos de la luz cambiante. Noche en Rouen.
DIA#2 Inspiración de artistas#La pequeña localidad de Giverny, que se convirtió a finales del siglo XIX en un lugar muy concurrido por pintores que llegaban atraídos por la luz y la magia de sus campos, es hoy el lugar de peregrinación para los apasionados del impresionismo. La luminosidad de su paisaje atrajo a Claude Monet, que en 1883 decidió trasladarse a este pueblecito con su familia. Su casa, hoy convertida en museo, vio nacer algunas de sus mejores obras inspiradas en el agua de los estanques, en las hojas y las flores de sus jardines de nenúfares, y en la actualidad recibe a centenares de visitantes que desean pasear por los rincones que inspiraron al famoso artista. El curso del Sena nos lleva a Les Andelys, un pintoresco pueblo situado en un meandro del río dominado por el Château Gaillard, la robusta fortaleza construida en 1197 por el legendario Ricardo Corazón de León, rey de Inglaterra y duque de Normandía. Más personajes famosos te aguardan en Lyons-la-Fôret, un pueblo de calles empedradas que forma parte de los Pueblos Más Bellos de Francia, y en el que Gustave Flaubert situó la acción de la novela Madame Bovary. Noche en Rouen.
DIA#3 La costa del mar#Conduciendo hacia el noroeste podrás deleitarte con la belleza de los preciosos acantilados de Étretat, famosos por sus arcos de piedra bañados por el mar y por su Aiguille, una aguja de 70 metros de altura que atraviesa las intensas aguas del norte de Francia. La Aiguille d’Étretat y la Porte d’Aval, constituyen el tramo más espectacular de la Costa de Alabastro, un litoral con 140 kilómetros de acantilados blancos. Proseguimos el recorrido hasta Le Havre, uno de los principales puertos de Francia situado en el estuario del Sena, que fascina con su extraña belleza, fruto de una laboriosa reconstrucción tras la segunda Guerra Mundial. El encantador barrio marítimo de Saint Adresse fue lugar de inspiración de Monet, que creció en esta ciudad. Cruzando el puente de Normandía llegamos a Honfleur, localidad llena de encanto, cuyo puerto y el centro medieval enamoraron a finales del siglo XIX a los pintores impresionistas Monet, Courbet y Eugène Boudin. Este pintoresco puerto pesquero, con sus animados muelles y sus encantadoras casas de piedra recubiertas de tejados de pizarra fue un importante centro cultural en el siglo XIX, y hoy está repleto de restaurantes exclusivos, galerías de arte y tiendas de productos artesanales. Siguiendo la Côte Fleurie, la carretera que bordea el mar conduce por los destinos vacacionales más elegantes de Normandía como Trouville, la aristocrática Deauville o Cabourg. En su Grand Hotel se inspiró Marcel Proust para escribir En busca del tiempo perdido. Noche en Honfleur.
DIA#4 Sublimando los sentidos# Ha llegado el momento de que le hagas un homenaje a tu paladar probando la excelente gastronomía normanda, ya sea con un buen queso, un Calvados, una sidra o un Pommeau. Los adictos al queso francés deben desviarse un poco de la ruta y seguir el curso del río Orne hasta la Suisse Normande, un pequeño paraíso, situado en el corazón de los llamados Países de Auge y de Ouche, donde se encuentra la Normandía auténtica llena de sabor. Aquí se encuentra Camembert , que invita a un viaje gastronómico para descubrir el lugar donde nació el queso más famoso de Francia. Cuenta la leyenda que una campesina de la pequeña aldea de Camembert escondió durante la Revolución a un sacerdote de Brie, quien le reveló el secreto del famoso queso de su lugar de origen. La mujer mejoró la fórmula dando lugar al queso más popular de Francia, que sigue elaborándose en sus granjas de forma artesanal. En el pueblo de Camembert no solo podrás visitar una granja tradicional para familiarizarte con los procedimientos de fabricación del famoso queso Camembert, sino también saborearlo, visitar bodegas donde los productores muestran el procedimiento de elaboración de la sidra artesana y disfrutar del bonito paisaje. Valles tranquilos de pastos verdes salteados de vacas, manzanos y casas solariegas con paredes de entramados esperan. Noche en Honfleur.
DIA#5 Playas cargadas de historia#Hoy nos dirigimos hacia las famosas playas del Desembarco de Normandía, para conocer los escenarios del trágico desembarco aliado del 6 de junio de 1944. En esta gran operación participaron tres divisiones de paracaidistas, cinco marítimas, 13.000 aviones y 6.000 embarcaciones que trasladaron a miles de soldados a las playas normandas. En la de Utah el combate fue sencillo y los norteamericanos dominaron la playa con sólo doce bajas, pero en la de Omaha se produjo uno de los enfrentamientos más duros con cerca de mil aliados muertos. La historia del Desembarco de Normandía se ha oído mil veces, pero nada equivale a visitar las playas donde tuvo lugar aquella contienda. Este delicioso recorrido muestra los escenarios del Día D, donde playas, monumentos y museos se aúnan en una experiencia fascinante que invita a la reflexión. En esta larga línea de costa de aguas enérgicas encontrarás parajes de particular belleza entre la vegetación baja, la fina arena y un cielo inmenso que se pierde en el horizonte. Además, los restos de búnkeres y defensas alemanas salpican el camino haciendo más vívido su pasado histórico. Recorrer este escenario bélico en un día de mar brava, como lo estaba el Día D, es un espectáculo sobrecogedor. En 2019 se celebra el 75º aniversario del Desembarco y de la Batalla de Normandía, una ocasión única para visitar esta bella región. Muy cerca se encuentra Bayeux, primera ciudad liberada por los aliados. La catedral de Notre-Dame y el Centre Guillaume-le-Conquérant, con su gran Tapiz medieval de la Reina Matilde, son lugares de visita obligada. Noche en Bayeux.
DIA#6 Uno de los lugares más sorprendentes de Francia#El viaje toca a su fin en el Mont Saint-Michel, uno de los lugares más sorprendentes de Francia. Situada estratégicamente entre Normandía y Bretaña, la magnífica abadía fortificada del Mont Saint-Michel, destino de peregrinos desde el siglo XII, se erige sobre una colina rocosa, con un pueblo medieval en la base. Esta isla rocosa de 80 metros de altura, alberga una milenaria y hermosa abadía benedictina coronada con una imponente aguja, que es un prodigio de la arquitectura religiosa. Para llegar hasta aquí, hay que subir las escaleras de la Grande Rue, una calle abarrotada de tiendas, paseantes y pequeños museos entre los que resulta especialmente interesante el Musée de la Mer et de l’Ecologie, que explica el atípico fenómeno de las mareas que tiene lugar en este enclave declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Cuando la marea sube, el Mont Saint Michel queda aislado por las aguas del mar y las del río Couesnon. Un largo puente lo une con tierra firme. Contemplar las aguas cambiantes que la aíslan en medio del mar es el colofón perfecto para esta ruta. Noche en Mont-Saint-Michel. {more} Esta tierra no sólo vio cómo los aliados desembarcaban en su costa para salvar a Europa de la amenaza nazi, sino que presenció los últimos momentos de Juana de Arco y ofreció sepultura a Ricardo Corazón de León. Viajar en coche por Normandía invita a profundizar en su impresionante pasado histórico y a disfrutar de magníficos escenarios naturales. La bella ciudad de Rouen, la capital normanda, conserva uno de los centros medievales más bonitos de Francia y rinde homenaje a la heroína de la Guerra de los Cien Años, Juana de Arco, con una gran cruz de hierro erigida en el mismo lugar en que sufrió el martirio de la hoguera. En la catedral, famosa por las pinturas de Monet, yacen los restos de Ricardo Corazón de León, rey de Inglaterra y duque de Normandía. En Lions-la-Forêt, pequeña y encantadora población de estrechas callejuelas empedradas, situó Gustave Flaubert la trama de Madame Bovary y Marcel Proust pasó largos ratos en la playa de Cabourg que tendrían como fruto su gran obra En busca del tiempo perdido. También la bucólica localidad marítima de Honfleur apeló al sentido artístico de creadores como Baudelaire, Pissarro, Cézanne o Monet. La luz del lugar sedujo especialmente a Monet, cuya casa museo se puede visitar en Giverny, la capital del Impresionismo. No es de extrañar que estos paisajes sedujeran a pintores impresionistas y que hallaran la inspiración en algunos pueblos balnearios de esta franja litoral, conocida como Côte Fleurie, donde destacan Trouville y Deauville, y en los magníficos acantilados blancos de Étretat, el paisaje costero más impactante de la Côte d'Albâtre (Costa de Alabastro). Los románticos también encontraron inspiración en estas tierras y no es de extrañar si se contempla la arrebatadora belleza de las ruinas del castillo de Gaillard, en Les Andelys. De la mano van también el arte y la historia en la catedral gótica y el precioso tapiz del siglo XI de Bayeux, que muestra con todo lujo de detalles escenas de la conquista de Inglaterra por parte de los normandos.Para rememorar los escenarios de la Segunda Guerra Mundial hay que dirigirse a Le Havre, Caen, Ouistream y Arromanches, donde numerosos museos y monumentos conmemoran aquel 6 de junio de 1944, el día que significó el principio del fin de las guerra más cruenta de Europa. El broche de oro final lo pone la belleza sin par del **Mont-Saint-Michel **y su abadía benedictina, sublime muestra del patrimonio mundial artístico y de la naturaleza y lugar de peregrinación desde hace más de mil años.Las delicias gastronómicas de la cocina regional normanda, encuentran en los quesos, la sidra, y el calvados, sus ejemplos más destacados.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.