Escondidos al otro lado de las altas cumbres de los Alpes, uno de los tesoros mejor custodiados de Italia, sus lagos. El romanticismo de sus islas, sus magníficos castillos encumbrados sobre sus orillas y las espléndidas mansiones que los rodean, te sorprenderán. Como colofón, el simbolismo romántico de ciudades como Verona o Venecia, auténticas joyas que compiten en el reducido grupo de las ciudades más bellas del mundo. Milán, es la capital italiana del diseño y de la moda.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1 La elegancia del norte# La ruta en coche por el norte de Italia comienza visitando la poderosa y atractiva Milán. Famosa por ser la capital de la moda italiana, paseando por sus elegantes calles podrás no sólo admirar espectaculares monumentos como el Duomo, sino también regocijarte con las sofisticadas boutiques del Quadrilatero d’Oro. Al norte de Milán se encuentra el bello lago Como, el tercero más grande de Italia. Siguiendo las indicaciones de nuestra Guía de la ruta tendrás la oportunidad de conocer algunas de sus más atractivas poblaciones: Menaggio, Como, Varenna y Bellaggio te están esperando. Noche en Como
DIA#2 Rememorando la Belle Époque# En la frontera entre el Piamonte y la Lombardía, y adentrándose en territorio suizo, se encuentra el lago Maggiore. Te llamará la atención lo variado de su hermoso paisaje. Paseando por sus orillas te encontrarás con Arona, Stresa y las Islas Borromeas y comprenderás porqué fue, y sigue siendo, unos de los destinos preferidos por el turismo internacional, especialmente durante la Belle Époque. Noche en Como
DIA#3 La tierra de Juan XXIII# En esta jornada te proponemos hacer un paréntesis para trasladarte a Sotto il Monte, el pueblo donde nació Angelo Roncalli, más conocido como el Papa Juan XXIII. Siguiendo sus huellas podrás admirar la monumental Bérgamo, una bonita ciudad de la llanura lombarda en la que estudió. También te proponemos una visita a Lecco, que además de ser uno de los centros industriales más importantes de Italia goza de una ubicación única, entre altas montañas y el Lago Como. Te encandilarán los encantadores pueblos de sus alrededores como Mandello del Lario, Varenna, Vezio o Dervio. Noche en Como
DIA#4 Romeo y Julieta# Pese a que el plato fuerte de este día es la famosa ciudad de los amantes inmortalizados por Shakespeare, te proponemos que hagas un alto en el pequeño lago d’Iseo. Tendrás la oportunidad de deslumbrarte con el sublime paisaje que lo rodea y que queda majestuosamente resaltado por el reflejo de las montañas en sus profundas aguas. A continuación podrás dirigirte a Brescia, ciudad lombarda de gran interés arqueológico, artístico e histórico. Y, cuando finalmente llegues a Verona, permítete perderte por sus bellos rincones buscando a los inmortales Romeo y Julieta y acércate a contemplar el atardecer junto al río Adige. Noche en Verona
DIA#5 Garda, grande entre los grandes# El último de los lagos de nuestra ruta, el Garda, está encerrado entre macizos de origen glaciar y se extiende entre las regiones de Lombardía, Véneto y Trentino. Debido a su origen glaciar tiene un profundo color azul celeste, que contrasta con la verde vegetación de las montañas que lo rodean. Siguiendo las indicaciones de nuestra Guía de la ruta podrás deleitarte con la hermosura de Sirmione, Desenzano, Saló, Malcesine o Riva del Garda, entre otras muchas y encantadores poblaciones que bordean el lago y regalan vistas imponentes. Noche en Venecia
DIA#6 Venecia, bella entre las bellas#Cuando llegues a esta ciudad y emboques el Gran Canal, descubrirás que Venecia es distinta a todas. Bella entre las bellas, Venecia es puro romanticismo. Paseando por sus calles te parecerá haber viajado a un mundo mágico, entre Oriente y Occidente. Recubierta de agua por todas partes, y plagada de hermosos palacios e iglesias, la ciudad invita a deambular y descubrir sus bellos rincones.Y si dispones de tiempo no dudes en hacer una escapada a las islas de Burano, refugio de artistas y famosa por sus encajes, y Murano, mundialmente conocida por su artesanía en vidrio. Noche en Venecia {more}El viaje arranca de la moderna y cosmopolita ciudad de Milán, famosa por ser la capital de la moda pero también por contar con magníficos monumentos como el Duomo o el alto y emblemático rascacielos de Pirelli. En el Quadrilatero d’Oro, un referente de la moda a nivel internacional, podrás admirar las creaciones de los mejores modistos italianos. Subiendo por las bellas tierras lombardas se encuentra el lago Como, residencia y lugar de veraneo de famosos, entre los que se encuentra George Clooney, quien compró una hermosa mansión palaciega del siglo XVIII en la localidad de Laglio. Conduciendo por las idílicas carreteras que rodean el lago te seducirá la elegancia sin par de Cernobbio, Tremezzo o Menaggio. Hacia el oeste, ya en la frontera con Suiza, está el lago Maggiore, cuyas localidades transpiran todavía el esplendor que vivieron durante los años de la Belle Époque. La ruta en coche por los lagos de Italia continúa hacia Bérgamo, espléndida villa codiciada por romanos, milaneses, venecianos, franceses y austriacos a lo largo de la historia. En la ciudad Alta, unida por un funicular a la ciudad Bassa, se encuentran la piazza Vecchia, la catedral y la basílica de Santa Maria Maggiore. Tampoco Brescia se queda corta en cuanto a patrimonio histórico; no sólo tiene dos catedrales sino que cuenta con la zona arqueológica monumental del Foro romano y el monasterio de Santa Giulia. Y del patrimonio histórico pasamos al simbolismo romántico. Los palacios de Verona, asomados a un caprichoso meandro del río Adige, te contarán los secretos de sus dos personajes más emblemáticos: Romeo y Julieta. Tras la imprescindible foto junto a las casas de los Capuleto y los Montardi, te espera el lago Garda, el mayor de los que componen la ruta, y las poblaciones de Desenzano o Malcesine. Pero si hay una ciudad en el mundo que pueda ser considerada una auténtica joya, esa es Venecia. Viendo revolotear las palomas sobre el fondo de la basílica en la Piazza de San Marco o paseando en una romántica góndola bajo el puente de los Suspiros, pondrás un imborrable broche final a este magnífico recorrido por el suntuoso norte de Italia.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.