Croacia conjuga el encanto de un litoral plagado de apacibles recovecos por descubrir, infinidad de islas en las que perderse, un impresionante patrimonio histórico, un mágico paisaje interior en el que el agua juega caprichosamente formando bellísimos lagos y vertiginosas cataratas y atractivas ciudades históricas de pasado medieval, como Dubrovnik, Split o Trogir.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1 ZAGREB, Puerta de entrada#El viaje en coche por la Costa Dálmata comienza en Zagreb, la capital de Croacia y a la vez el corazón político, económico y cultural del país. Situada entre la costa adriática y Europa central, Zagreb es una ciudad bonita y agradable, con un inconfundible aire de imperio austrohúngaro, que mantiene vivo su encanto medieval, especialmente en su casco histórico, que se puede descubrir a pie. Noche en Zagreb.
DIA#2y3 La sugestiva Península de Istria# Empezamos a explorar las maravillas naturales del país, poniendo rumbo a la península de Istria, donde podrás maravillarte con la belleza de sus más de doscientos kilómetros de costa. Te esperan pequeños puertos pesqueros a orillas de un mar increíblemente intacto, encantadores pueblos medievales con calles y plazas repletas de detalles que hablan del pasado romano y veneciano de la región, y preciosas colinas salpicadas de cipreses, viñedos y olivos. Desde el casco antiguo de Porec, con su inconfundible sabor veneciano, hasta el impresionante anfiteatro romano de Pula, pasando por la pintoresca Rovinj y la señorial Opatija, todo en la península de Istria rezuma historia y espíritu Mediterráneo. Noche en Opatija.
DIA#4 Tradición y naturaleza exuberante #En esta jornada tendrás la oportunidad de adentrarte en el Parque Nacional de los lagos de Plitvice, una de las visitas obligadas en un viaje a Croacia y uno de las atractivos naturales más peculiares del país. Un maravilloso paraje declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco, formado por dieciséis lagos de aguas turquesas y fondos transparentes, conectados entre sí por casi un centenar de espectaculares cascadas y frondosos bosques. Una red de senderos e itinerarios bien señalizados y de distinta duración, permiten recorrerlo libremente. A continuación podrás descubrir las costumbres croatas paseando por la antiquísima ciudad de Zadar y admirando su entramado de calles adoquinadas, museos, iglesias, galerías de arte y pequeños talleres de artesanía.La puesta de sol en el paseo marítimo es una experiencia única que nadie debería perderse. Dos de sus atracciones más singulares, las instalaciones el Órgano del mar y Saludo al sol, del arquitecto Nikola Bašić, son dignas de ver y escuchar. Noche en Zadar.
DIA#5y6 Ciudades medievales y el litoral de Dalmacia# Siguiendo de norte a sur, la ruta por la Costa Dálmata, en esta jornada podrás adentrarte en la historia de Sibenik, la más antigua de las ciudades croatas, para conocer su catedral de Santiago, declarada Patrimonio de la Humanidad; experimentar la naturaleza en su máximo esplendor en el Parque Nacional del Krka y atravesar el mágico puente que une la pequeña isla de Trogir al continente, declarada Patrimonio de la Humanidad, su casco histórico medieval con huellas románicas y renacentistas es irresistible. Y como plato fuerte del día tendrás la oportunidad de conocer uno de los conjuntos monumentales más impresionantes del Adriático: Split y su Palacio de Diocleciano. Y como la costa de Dalmacia debe recorrerse por tierra y también por mar, el segundo día podrás navegar por el Adriático y descubrir dos de sus islas más hermosas: la isla de Hvar y la isla de Brac, ésta última con su singular playa Zlatni Rat (cuerno de oro), considerada una de las playas más bellas del Adriático. Noche en Split
DIA#7y8 Las joyas del Adriático#Para estos dos días te proponemos visitar algunas de las poblaciones más pintorescas y bellas de la costa croata. En Makarska podrás deambular por su coqueto conjunto de callejuelas, pequeñas iglesias, bellas plazas y pintorescos muelles; en la isla de Korcula podrás sentir cómo late la más auténtica tradición dálmata y conocer la cuna de Marco Polo; en Ston tendrás la oportunidad de recorrer la segunda muralla más grande del mundo y degustar sus preciadas ostras; y más al sur, en Dubrovnik, sentirás detenerse el tiempo al pasear por su bello casco histórico amurallado, y entenderás por qué la llaman la Perla del Adriático. En nuestra Guía de la ruta encontrarás todas nuestras sugerencias y excursiones imprescindibles como las Islas Elaphiti o la isla de Mljet, entre otras. Noche en Dubrovnik {more}Viajar en coche por Croacia permite acercarse a los rincones más bellos de la Costa Dálmata, recalando en sus cuidadas ciudades medievales, sus parques nacionales, sus bucólicos pueblecitos de pescadores y sus encantadoras playas. En la península de Istria, al norte, aguardan pueblos medievales, el magnífico anfiteatro de Pula y un sinfín de preciosas villas pesqueras a orillas de un mar increíblemente intacto. Plitvice, el más conocido de los parques nacionales del país es, con sus dieciséis lagos de aguas turquesas conectados por un centenar de cascadas, un auténtico espectáculo de agua en color verde. De nuevo en la costa los sentidos se deleitan con el exquisito arte religioso del museo y la iglesia de Zadar y con la blancura perfecta de Trogir, una hermosa localidad isleña construida por los griegos. La magnífica Split, un tesoro arquitectónico con un soberbio casco antiguo declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es nuestro siguiente punto de ruta. Callejuelas medievales, el palacio de Diocleciano o la preciosa catedral de Duje son sólo algunos de sus atractivos. La ruta en coche por Croacia y su encantadora costa nos lleva hasta la soberbia muralla de Ston, entre pinos y flora silvestre. Pero si hay una ciudad digna de ser visitada en el sur del país, esa es Dubrovnik, conocida como la perla del Adriático. Durante siglos fue escogida como residencia veraniega por las clases altas gracias a su desbordante belleza natural y su benévolo clima. Frente a ella emergen las islas Elaphiti, enlazadas con tierra firme por una embarcación de madera tradicional. A la hora de comer, recuerda que los pescados y mariscos a la parrilla son los grandes protagonistas de la cocina dálmata. Los podrás degustar en alguna de las mesas de las villas más románticas del recorrido o en alguna terraza frente a un recoleto puerto pesquero.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.