La costa croata está formada por un sinfín de caprichosos recovecos en los que han surgido, a lo largo de los años, estratégicos asentamientos de las diversas culturas que han habitado el Mediterráneo. Bellas poblaciones marineras, empedradas ciudadelas medievales y elegantes monumentos de los periodos griego y romano adornan un litoral en el que el profundo azul del mar es el gran protagonista.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1y2 La perla del Adriático#Nuestra ruta en coche por Croacia empieza visitando la bella ciudad costera de Dubrovnik, conocida como la perla del Adriático por su increíble belleza y su gran riqueza artística e histórica. Cuando entres en su casco histórico, con sus calles empinadas de escaleras interminables, las murallas que lo rodean, sus palacios, iglesias, fuentes y museos podrás sentir cómo se paran las agujas del reloj y entras en un mundo de ensueño. En nuestra Guía de la ruta encontrarás, además, excursiones imprescindibles como las Islas Elaphiti o la isla de Mljet, que nos regalan un paisaje mágico rodeado de mar y bosque. En sus playas podrás disfrutar de un refrescante baño. Noche en Dubrovnik
DIA#3 Croacia pintoresca#Para este día te proponemos visitar algunas de las poblaciones más bellas de la costa croata. En Makarska podrás deambular por su coqueto conjunto de callejuelas, pequeñas iglesias, bellas plazas y pintorescos muelles; y en Ston tendrás la oportunidad de recorrer la segunda muralla más grande del mundo y deleitarte con sus famosas ostras. Y como plato fuerte del día tendrás la oportunidad de conocer uno de los conjuntos monumentales más impresionantes del Mediterráneo: Split, donde podrás sentirte como el mismísimo Diocleciano recorriendo su majestuoso palacio. Noche en Split
DIA#4 Historia frente al mar#En esta jornada podrás adentrarte en la historia de Sibenik, la más antigua de las ciudades croatas, que está convenientemente situada entre el mar y las fortalezas de Santa Ana y San Juan. En nuestra Guía de la ruta te indicaremos cómo llegar hasta el Parque Nacional del Krka y cuáles son las mejores excursiones para disfrutar del esplendor de sus cascadas, su fauna y su flora. Y para redondear la jornada podrás atravesar el mágico puente que une la pequeña isla de Trogir al continente. Noche en Split
DIA#5 El encanto otomano#El viaje en coche por Croacia se adentra en Bosnia-Herzegovina para visitar Mostar, tristemente famosa por el puente que fue bombardeado en la guerra de 1993. Paseando por la antigua ciudad otomana podrás comprobar el excelente trabajo de restauración que se ha llevado a cabo y disfrutar de sus calles, llenas de agradables cafés en los que sentarse a tomar un café turco y de tiendas de artesanos en las que admirar las obras de orfebres o herreros. También de estilo oriental es Pocitelj, una población con magníficas vistas sobre el río Neretva que se ha hecho famosa por su colonia de pintores. Noche en Dubrovnik. {more}Entre Dubrovnik y Split, la costa croata está conformada por un mosaico de islas y ciudades medievales donde se descubren vestigios romanos, palacios imperiales, ciudades venecianas y unas aguas que fusionan los azules y los verdes. El punto de partida de tu itinerario no puede ser otro que Dubrovnik, conocida como la perla del Adriático por la hermosura de su arquitectura, su inmejorable ubicación, su delicioso clima y, cómo no, sus palacios, iglesias y plazas animadas por restaurantes acogedores y coquetas tiendas que se encierran en una muralla sobre el mar. Su bellísimo conjunto histórico-artístico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Frente a ella se ofrece al navegante el archipiélago de las islas Elaphiti, catorce remansos de paz, de los que sólo tres están habitados. Se dice que en otra preciosa isla cercana a Dubrovnik, la legendaria Mljet, recaló Ulises siete largos años embrujado por Calipso. Increíbles playas se esconden en esta zona de la costa, la piedra de Dalmacia del fondo refleja la luz del sol con tanta fuerza que convierte este mar en un milagro de matices esmeraldas y turquesas. La carretera sigue el perfil de la acantilada costa rumbo norte hasta llegar a Split, una encantadora ciudad digna de las mejores postales. El palacio de Diocleciano, sugestivamente abierto al mar, alberga cuidados restos de templos romanos, una catedral e incluso una esfinge egipcia del 1500 a.C. La blanca Trogir rezuma el esplendor de su periodo veneciano, simbolizado en el imponente Kastel Kamerlengo. Pasear por esta bella localidad, ubicada en una pequeña isla de apenas un kilómetro cuadrado, y contemplar su noble arquitectura recortada contra el azul del mar es una experiencia inolvidable. El recorrido continúa hacia la ciudad de Šibenik, de clara influencia italiana, cuyo puerto, la fortaleza de Santa Ana y, sobre todo, la catedral, trazan el agradable paseo por esta ciudad, un buen lugar para hacer una parada y saborear pescado fresco. Muy cerca aparecen las indicaciones hacia el Parque Nacional Krka, donde sus dos tramos de cascadas escalonadas, desfiladeros, lagos y el monasterio de Visovac (siglo XIV) son sus principales atractivos. Viajar en coche por Croacia y no acercarse a Bosnia-Hercegovina es imperdonable, así que la ruta de regreso a Dubrovnik se adentra en el país vecino para apreciar la riqueza del imperio otomano en Pocitelj y la increíble capacidad de recuperación de Mostar, famosa por el terrible bombardeo que sufrió su puente durante la guerra de los Balcanes.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.