Hubo un tiempo en que los dioses andaban por la tierra. Celebraban banquetes, discutían y cada cual apoyaba a sus héroes. Sus huellas continúan presentes en el paisaje de Grecia, en el color de su mar, en sus templos, en sus afiladas costas, en su gusto por la danza y el olor a azahar.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1y2 Atenas, cuna de sabios#Atenas, la cuna de la civilización occidental, te sorprenderá con su apacible armonía y te transportará a los tiempos de la Grecia clásica. Paseando por la Acrópolis y contemplando su famoso Partenón podrás sentirte parte de la historia. Y si quieres animación, o tomar unas deliciosas berenjenas rellenas a la sombra de una parra, no dudes en perderte por el encantador barrio de Plaka. Si viajas en verano y quieres huir un rato del calor de la ciudad, o en invierno y te apetece salir a ver el mar, te aconsejamos realizar una excursión al templo de Poseidón en el cabo Sunion, un lugar mágico y embrujador. Noche en Atenas
DIA#3 El Peloponeso, una península con mucha historia#La ruta en coche por Grecia comienza esta jornada atravesando el estrecho canal de Corinto, que separa la península del Peloponeso del continente europeo. A lo largo del día, y siguiendo las indicaciones de la Guía de la ruta que hemos preparado especialmente para este viaje, podrás visitar las ruinas de la Antigua Corinto, pasear por las animadas calles de Nafplio, subir a visitar el imponente castillo de Palamidi y descubrir los encantos de la población veraniega de Toló. Noche en Toló
DIA#4 La tierra de Agamenón#Aunque según la mitología Micenas fue fundada por Perseo, esta bella ciudad acabó en manos de Agamenón, jefe de los aqueos durante la Guerra de Troya. Accediendo por la famosa Puerta de los Leones y paseando por sus bien conservados monumentos podrás reconstruir aquellos heroicos tiempos de la historia de Grecia, magistralmente relatado por el gran Homero. Frente a la dureza granítica de Micenas, te sorprenderá Epidauro, un apacible lugar rodeado de bosques de pinos y cipreses que fue, en su día, el santuario de Asclepio o Esculapio, el dios de la medicina. Su espectacular anfiteatro es el más famoso de los conservados en Grecia. Noche en Toló
DIA#5 Olimpia, símbolo de fraternidad entre pueblos#Olimpia es la ciudad que vio nacer la llama olímpica, los más famosos juegos de la antigüedad y que, aún hoy en día, son símbolo de hermandad entre países de todo el mundo. En el recinto no sólo podrás admirar los imponentes templos de Zeus y de Hera, sino que además podrás recorrer las estancias en las que se cambiaban y bañaban los atletas de la antigüedad, el estadio en el que corrían, el gimnasio en el que entrenaban y los hostales en los que dormían los asistentes. Noche en Olimpia
DIA#6 Pregúntale al Oráculo#La ruta alcanza hoy uno de los parajes más bellos y mágicos del viaje: Delfos. Contemplando su sugestivo encanto no podrás sino estar de acuerdo con los antiguos griegos en que aquí se hallaba el centro del mundo. A la magia que emana de este fantástico lugar se debe añadir el mérito de la excelente reconstrucción que se ha llevado a cabo. Podrás hacerte una muy buen idea de cómo era el famoso recinto del Oráculo, cuyas adivinaciones congregaban a peregrinos de todo el mundo.{more}Atenas, corazón de Europa en el siglo V a.C., regala al visitante el imprescindible Partenón y el Museo Arqueológico, además de numerosos rincones con encanto. Desde la ciudad, nada mejor al atardecer que acercarse al templo de Poseidón en el cabo Sunion. Luego la ruta en coche por Grecia continúa para cruzar el impresionante canal de Corinto para entrar en la península del Peloponeso. Allí espera Epidauro, con su teatro único; las ruinas de Micenas, que ya describió Homero, Nafplio, con sus refinadas mansiones venecianas y otomanas, y Olimpia, cuna de los Juegos Olímpicos, donde casi se puede oír el resoplar de los exhaustos atletas, aunque para el visitante se trata de una experiencia relajante por la belleza y frescor del paisaje que rodea las bien conservadas instalaciones. Tras cruzar el golfo de Corinto, se alcanza Delfos, recinto sagrado y centro del mundo, colgado de las vertientes del monte Parnaso. “Conócete a ti mismo”, “Nada en exceso”, decían sus lemas. La cocina griega se sirve de la más sana tradición mediterránea. Excelente aceite de oliva, hortalizas, cereales, frutos secos y queso componen la base de gran parte de sus platos. Además, el vino griego y el pan de pita están presentes en todas las comidas. El pescado, como es de esperar en un país rodeado de agua, es fresquísimo y muy variado. No dejes de probar la musaka ni el tzatziki, delicioso yogur con pepino.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.