Escondido en los Balcanes, el pequeño Montenegro atesora mucho de todo. A la herencia histórica, cultural y religiosa legada en su apasionante patrimonio histórico, se añaden sus hermosas playas y unos sorprendentes espacios naturales magníficamente preservados, con una diversidad paisajística que no se corresponde con sus dimensiones. Su nombre hace referencia al color oscuro de las montañas y la frondosidad de los bosques que las cubren. Viajar a Montenegro tiene algo de indómito y sorprendente. Como broche de oro del viaje nos espera la ciudad medieval de Duvrovnik, declarada Patrimonio de la Humanidad por Unesco, denominada la perla del Adriático.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1y2 Kotor, fusión de culturas#La ciudad de Kotor, situada en uno de los fiordos más meridionales de Europa, es un excelente punto de partida para esta ruta en coche por Montenegro. Podrás admirar las murallas que rodean el pequeño casco antiguo de esta encantadora población con alma marinera y deambular plácidamente por sus estrechas callejuelas y plazas entrelazadas, típicas del medievo. A escasa distancia se encuentra el pueblo de Perast, una pequeña ciudad barroca e importante centro religioso en cuyas calles se respira una paz y una tranquilidad realmente inusitadas.Noche en Kotor
DIA#3 La Montaña Negra#En una planicie a los pies del monte Lovcen se encuentra Cetinje, la antigua capital del país, donde podrás admirar el hermoso monasterio de Cetinje y Biljarda. Ciudad de especial encanto, es el punto de partida ideal para adentrarse en el Parque Natural de Lovcen, donde se encuentra la Montaña Negra, símbolo del país. Además de numerosos lugares para explorar, como los antiguos pueblos, cabañas de madera, la iglesia Santa de la Transfiguración o el mausoleo Njegoš, el parque tiene numerosas pistas de senderismo y, en invierno, también se puede practicar el esquí. Noche en Kotor
DIA#4 Lago Skadar, el reino de las aves#El lago de Skadar, el más extenso de la península balcánica, se encuentra en la frontera de Montenegro y Albania, en el parque nacional del mismo nombre. Podrás dar rienda suelta a tu imaginación paseando por sus bahías, playas, cayos, islas y penínsulas y sentirte como un naturista aventajado observando las más de 250 especies de aves que han elegido este inalterado paisaje para anidar o para hacer un alto en sus viajes migratorios. Al recorrer sus orillas podrás ver un buen número de pequeños golfos o bahías que sirven de muelles, o limani, como los lugareños los llaman, de las aldeas.Noche en Kotor
DIA#5 Monasterio de Ostrog, vértigo sagrado#Siguiendo las indicaciones de nuestra Guía de la ruta podrás llegar hasta el Monasterio de Ostrog, enclavado en una ladera completamente vertical de la montaña de Ostroska Greda. Se trata del centro de peregrinación más importante de Montenegro y uno de los monasterios más visitados de los Balcanes. Te maravillará la conjunción de sacralidad y naturaleza salvaje que se da en este lugar, pues los constructores aprovecharon la existencia de cavernas en los acantilados y, ampliándolas, las convirtieron en las habitaciones y salones del monasterio. Noche en Kotor
DIA#6-8 La perla del Adriático#La ruta finaliza en Croacia visitando la bella ciudad costera de Dubrovnik, conocida como la perla del Adriático por su increíble belleza y su gran riqueza artística e histórica. Cuando entres en su casco histórico, con sus calles empinadas de escaleras interminables, las murallas que lo rodean, sus palacios, iglesias, fuentes y museos, podrás sentir cómo se paran las agujas del reloj y entras en un mundo de ensueño. En nuestra Guía de la ruta encontrarás, además, excursiones imprescindibles como las Islas Elaphiti o la isla de Mljet. Noche en Dubrovnik.{more}Escondido en los Balcanes, el pequeño Montenegro tiene una gran riqueza por descubrir. La herencia histórica, cultural y religiosa contrasta con sus hermosas playas y sorprendentes paisajes naturales magníficamente preservados.Además de parajes de ensueño, el país ofrece un importante legado histórico. Kotor, el primer punto de nuestra ruta en coche por Montenegro, es una buena muestra, pues fue fundada por los romanos en el siglo II a.C. Se trata de una ciudad de tradición marítima situada en el extremo de la pequeña y cerrada bahía de Boka Kotorska, rodeada de altos acantilados y con las aguas del Adriático a sus pies. Su casco antiguo conserva una compacta estructura asimétrica de estrechas callejuelas y plazas entrelazadas, típica de la Edad Media. Entre sus atractivos destaca la catedral de San Tripun y la iglesia de San Nicolás. La ruta hasta lo alto del monte Lovcen seguro que te gustará, pues la carretera se encarama en una sucesión de curvas y cada una ofrece una vista panorámica sobre la bahía de Kotor mejor que la anterior. Cetinje, a los pies del monte, fue la capital de Montenegro en el siglo XV y sede de la antigua monarquía, por lo que se conservan bellas construcciones de la época. Los elegantes edificios de las antiguas embajadas de Cetinje son hoy escuelas o facultades. El lago de Skadar impresiona por sus dimensiones pero también por lo que encontramos en él. Es muy recomendable dejar un rato el coche aparcado para adentrarse en el lago a bordo de una barca que nos permitirá descubrir sus rincones más bonitos, sus playas, sus cayos y sus islas, así como avistar decenas de especies de aves. Otra imagen que te sorprenderá es la del monasterio de Ostrog, un importante centro de peregrinación ortodoxo que se halla en lo alto de la ladera de la montaña Ostroska Greda, esculpido en la roca. Una ruta como esta necesita un final especial, y pocas ciudades lo son tanto como Dubrovnik, ya en Croacia. Se le conoce como la perla del Adriático por la hermosura de su arquitectura, su inmejorable ubicación y su delicioso clima. Frente a ella se ofrece al navegante el archipiélago de las islas Elaphiti, catorce remansos de paz rodeados de agua de los que sólo tres están habitados. Se dice que en otra preciosa isla cercana a Dubrovnik, la legendaria Mljet, recaló Ulises siete largos años embrujado por Calipso.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.