Suiza es el lugar de descanso ideal para urbanitas de buen gusto. Su naturaleza caprichosa fusiona maravillas naturales como las Cataratas del Rin con ciudades como Zurich y Basilea, ambas gobernadas por el orden y la pulcritud. Un país de postal, tanto por la belleza de sus paisajes como por la singularidad de sus ciudades, que cuidan con esmero cada rincón.

 

Como expertos en el destino hemos elaborado una detallada guía en la que encontrarás numerosas recomendaciones, con el objetivo de que puedas disfrutar cada minuto y cada kilómetro de tu viaje. Te entregaremos la Guía de la ruta al reservar tu viaje y, de esta manera, dispondrás de información práctica sobre los mejores lugares que visitar, las actividades más atractivas o los restaurantes que no debes perderte. Nuestro objetivo es que tu experiencia sea inolvidable.

Itinerario de la Ruta

DIA#1y2 Cosmopolita e histórica#La ciudad de Zúrich se sitúa a orillas del río Limmat, en un imponente escenario natural de suaves colinas que despierta admiración por su riqueza histórica, su ambiente cosmopolita y sus atractivas propuestas culturales. La Bahnhofstrasse, con sus elegantes boutiques, es considerada una de las calles comerciales más atractivas del mundo. En nuestra Guía de la ruta te detallamos todas las visitas y actividades que puedes hacer en esta sugestiva ciudad. Noche en Zúrich
DIA#3 El estruendo de las mayores cataratas de Europa#La ciudad de Schaffhausen te fascinará por sus pintorescas calles medievales, que invitan al paseo sin rumbo fijo. Pero además te reserva una destacada sorpresa: se encuentra muy cerca de uno de los mejores miradores para contemplar el espectáculo de las cataratas del Rin, el salto de agua más grande e impresionante de Europa. Un viaje en barco hasta la roca central, situada al pie de la catarata y a la que incluso puedes subirte, te permitirá experimentar muy de cerca la impresionante fuerza del agua en su caída y sentir el gran estruendo que produce. Noche en Basilea
DIA#4 El encanto de una ciudad universitaria#Basilea, la ciudad universitaria más antigua de Suiza, concentra el mayor número de museos del país y cuenta con un hermoso centro histórico, destacadas edificaciones de arquitectura moderna y el río Rin, que invita a dar largos paseos. Su principal punto de interés es la plaza del Mercado, donde se encuentran el ayuntamiento, suntuosamente adornado, y la catedral, de la época románica tardía y gótica. Paseando por el casco antiguo descubrirás tanto interesantes tiendas de libros antiguos como coquetas boutiques de diseñadores modernos. Noche en Basilea. {more}El justo inicio a esta ruta es en la bella ciudad de Zurich, una metrópolis fascinante, moderna y cosmopolita, que se extiende a orillas del lago homónimo. Zurich es el principal núcleo industrial y comercial de Suiza, aunque ha sabido aunar a la perfección modernidad y tradición tal como demuestran dos de sus rincones más emblemáticos: la Bahnhofstrasse, calle principal y una de las avenidas más comerciales y elegantes del mundo repleta de sedes bancarias y tiendas de lujo, y el Niederdorf, su elegante casco antiguo, repleto de callejuelas peatonales ideales para el paseo. Tal vez sea por ello que ostenta la fama de ser una de las ciudades con mayor nivel de vida del mundo. Muy cerca hay que acercarse al Rin en Schaffhausen, un espectáculo impresionante: allí cae furiosa la catarata más grande de Europa desde una altura de 23 metros. Hace ya más de 17.000 años que las aguas del Rin forman aquí la mayor cascada de Europa. Con 23 m de altura, 150 de longitud, más de 700 metros cúbicos de agua por segundo y un estruendo ensordecedor, la cascada resulta inolvidable. Unos barcos invitan a acercarse y vivir de cerca, hasta mojarse, el increíble espectáculo que ofrecen las Cataratas del Rin. Es hora de poner rumbo a Basilea, una ciudad cultural para sibaritas que con sus más de 40 museos concentra el mayor número de museos del país. Además, la ciudad cuenta con un hermoso centro histórico con deliciosas callejuelas donde conviven viejas librerías junto a boutiques de prestigiosos diseñadores, arquitectura moderna y el río Rin que invita a dar largos paseos. Las numerosas galerías de arte que se esconden tras las fachadas medievales de su centro dan fe de que nos encontramos en la capital cultural del alto Rin. El corazón medieval de Basilea pone el broche de oro a esta ruta en la que no puede faltar la rica gastronomía del país, famosa por espléndidas fondues que exigen la compañía de un buen vino blanco.

Elige cuándo quieres viajar y podrás ver el precio de la ruta, con varios tipos de categoría de alojamientos, para que puedas elegir el que más se adapta a tu presupuesto.